La alcaldable por Madrid, Manuela Carmena, camufla una inaceptable ingenería social que potenciará el caos y la destrucción de España.

Amamantada por las más rancias influencias y consignas marxistas-leninistas, bolchevismo puro, que ella volvió a revertir en todo el ámbito en el que operó durante su trayectoria laboral como jueza, que inició primero como laboralista (y cofundadora-socia) del despacho de abogados de Atocha en el que tuvo lugar la matanza ultrafascista en 1977, de la que milagrosamente se salvó por no estar presente durante el momento de los viles asesinatos, y siguió hasta alcanzar una vocalía del Consejo General del poder Judicial -en la cuota correspondiente a Izquierda Unida o Partido Comunista-, para después jubilarse y regentar últimamente en el barrio de Malasaña su tienda de ropa de bebé confeccionada por personas reclusas; Manuela Carmena fue tentada por los organizadores de Podemos, una vez comprobaron que esa señora de 71 años sigue con sus tremendos discursos revolucionarios y su inequívoca escora hacia estribor; pero se hacía la remolona.

ada-colau-y-manuela-carmena

Colau y Carmena, parte del mismo plan preconcebido

Hasta que, al final, fue fichada/cooptada (en Podemos no hay procesos de elecciones convencionales) para, como Ada Colau en Barcelona,  ir de cabeza de lista como candidata del partido instrumental y temporal Ahora Madrid para ocupar el sillón de la Alcaldía madrileña, en dura competición con Esperanza Aguirre que fue la que ganó las elecciones, pero por un escaño que no sirve para nada.

Ahora Madrid que ha emergido de la unión de Ganemos Madrid y Podemos, además de Municipalia, de movimientos sociales autónomos, de activismo callejero y de siglas que por sí solas no hubieran alcanzado nada de nada, pero juntas sí se han reforzado sinérgicamente hasta alcanzar el inesperado éxito que ha sorprendido a todo el mundo. Porque, que Ahora Madrid incluya a la rémora de Izquierda Unida, siempre presente en todas los abrevaderos en los que se come caliente, o a Equo, o al Partido Por Un Mundo Más Justo (¿PPUMM, quizás?) que no los conocen ni en su casa, da grima; como la da que podríamos añadir más siglas y siglas a este potaje, sea ‘Convocatoria por Madrid‘ (en dónde medró Tania Sánchez cuando dinamitó Izquierda Unida de la Comunidad Madrileña (IUCM)… ¡Y hay más!, pero nos cansamos.

Pero lo que da pánico, o no, según se agrave o se resuelva el conflicto frentepopulista monitorizado por Podemos, en ciernes en toda España, del que las ‘municipales’ han sido el campo de batalla previo a las ‘generales’, es que además de salir al mercado con un programa populista imposible de administrar y gestionar por falta de recursos, como la paralización de todos los desahucios de viviendas (el 66% son de alquiler), o la eliminación de la pobreza energética, que supone que Iberdrola, Gas Natural o Endesa pagarán la fiesta a los morosos, todo un paso previo a que Podemos lo manipule todo para dar luz verde a que se termine la pobreza alimentaria mediante el allanamiento y pillaje de las tiendas, supermercados y almacenes de víveres y productos del hogar… para alcanzar el Nirvana de Caracas o de La Habana y sus miserias.

De los demás, no hace falta hablar, ya que es humo y demagogia barata: como mejorar la calidad del aire y demás topicazos a los que ningún biennacido puede oponerse.

El Frente Rojo, uniformado, por las calles de Berlín en 1920

Pero es en el aspecto de la seguridad y la integridad de las personas, de la ciudadanía nacional española, en dónde la más que posible inmediata ministra de Justicia, Carmena, si gana Podemos y su gente en las inminentes elecciones estatales alimenta un estallido social inimaginable y solo semejante al que vivió la España pre Guerra Civil (1936-1939) y que radicalizó tanto el país hasta enfrentarlo a muerte durante tres años -de manera similar que el nazismo fue alimentado y espoleado por una previa situación revolucionaria bolchevique en Alemania, o el fascismo en Italia un poco antes también reaccionó ante el contagio de la revolución de octubre soviética.

Seamos claros: Solo con dos de las propuestas que llevan en mente y van a aplicar esa banda de bárbaros ya tenemos guión y argumento para que aquí sucedan cosas muy serias, que es una forma políticamente correcta de insinuar que podemos terminar a tortas o a tiros. Veamos:

hqdefault

Aquí, otro día más, como siempre, esta vez en La Tuerka, con Pablo Iglesias

Tal como se expresa claramente en el vídeo del programa Fort Apache, de la cadena de televisión HispanTV, financiada por la República Islámica de Irán, y registrada y producida ‘gentilmente’ en los estudios de La Sexta (¿pillan?), titulado ‘Cárceles, ¿depósitos de exclusión social?’, vídeo que muestra un debate semanal que presentaba Pablo Iglesias -en su etapa de aprendizaje mediático-, aún con su piercing y su moto de outsider de pacotilla, y que exhibe que este asunto va en serio y lo tienen asumido a fondo; véase, sobre todo desde el minuto 36 en que Manuela Carmena se suelta el moño ¡estremézcase!, pinche AQUÍ, e insinúa que está programado y previsto que se deje salir en libertad al 95% de los presos de las cárceles españolas, pues se calcula que por delitos de sangre y terrorismo real [sic], que incluye a policías que hayan disparado [sic], algo que explicita concretamente la ex jueza, solo se justifica que esté entre rejas el 5% de la población reclusa de 67.000 individuos, motivo por el que 63.600 criminales -un tercio extranjeros-, traficantes, delincuentes, violadores, pederastas y violentos saldrán a las calles para convivir con nosotros y hacernos la vida más llevadera y feliz.

Patio de un CIE

Si añadimos que el programa de Podemos, que no olvidemos que es el motor de tantas marcas blancas estratégicamente provisionales como la de Barcelona en Comú, en Barcelona, o la citada de Ahora Madrid, concede carta de prioridad a clausurar todos los centros de internamiento de extranjeros, los CIEs, a los que se concentra durante unas semanas, a la espera de resolver expedientes de expulsión o de suelta en libertad, a la población que ha entrado ilegalmente, por la fuerza o indocumentada (a menudo, ex profeso, para esconder historiales delictivos en sus países de origen); y que Podemos y sus socios abogan por abrir las fronteras de par en par para que venga quién quiera, se quede aquí, obtenga el permiso de residencia automáticamente y la nacionalidad pasados dos o tres años, a la vez que desde el primer momento se beneficia de todos los servicios sociales (sanidad, enseñanza, vivienda, subvenciones, vales comida, etc.) sin haber cotizado para ello y aprovechándose de la ciudadanía autóctona que a través de generaciones, trabajo y esfuerzos mil han levantado el, ya casi desaparecido, estado del bienestar: ¡Estamos ante una bomba de relojería! ¿Quizás el siniestro ‘tic, tac’ que soltaba amenazantemente Iglesias.

4d0b4416d7f38_584_!En esa gente que defiende que pasar por las fronteras bolas de heroína metidas por el ano no es un delito que merezca la cárcel, a esa comunidad nihilista y revanchista de la órbita de Podemos y sus laboratorios de ensayos antipatriotas y vendidos a órdenes y consignas espurias de procedencia reconocible pero secreta e innombrable… ¿en esta gente ha depositado la confianza una parte del pueblo español?

¡¡¡Gracias Partido Popular, Partido Socialista Obrero Español y Convergència i Unió!!! Merced a vuestro proceder corrupto, vuestra negligencia y vuestra incompetencia y malicia habéis atormentado a la ciudadanía española y habéis ayudado a sembrar la semilla del odio o… el huevo de la serpiente.