Rajoy dice que abordará el ‘problema’ catalán; y que es oportuno hacerlo ahora

 

alicia-sanchez-camacho-mariano-rajpy_ecdima20150419_0007_3

Sánchez Camacho y Rajoy

La pregunta que nos hacemos la gente de bien es ¿por qué Mariano Rajoy reacciona a estas alturas, cuando el desastre secesionista está instalado torticeramente en un tercio de la sociedad de Cataluña? ¿Por qué dejó en manos de la vanidosa veleta Alícia Sánchez Camacho la presidencia del Partido Popular  Catalán? Es más, ¿por qué la sustituyó con un status ad hoc –de coordinador general- por el vano Javier García Albiol y su insubstancial equipaje intelectual, mientras ella seguía y sigue ostentando y compaginando su rol presidencial catalán con el de vicepresidenta primera y  prima dona del Parlamento de España? ¿Cómo ha admitido la militancia popular que Sánchez Camacho haya abandonado literalmente el barco cuando el acecho golpista en Cataluña ha alcanzado las cotas más elevadas de la visibilidad provocativa y hostil al resto de españoles?

pujol-detenido-por-la-policia-nacional¿Qué va a perpetrar (que no pergeñar)  Rajoy para que sea creíble su metamorfosis patriota inducida por Ciudadanos? ¿Irá hasta el fondo del magma podrido pujoliano? ¿Pondrá en su sitio –se llama cárcel y embargo de bienes-  a los que ostentan los principales cargos institucionales que han planeado, promocionado, ejecutado y alimentado el ‘prusés’ anticonstitucional y traidor a España; y siguen haciéndolo sin que nadie les tosa?

¿Quién asesora al respecto al presidente del Gobierno de España?… o ¿quién lo teledirige para que actúe con tanta negligencia y laxitud, y  sospechosamente connivente con ‘algo’ que se nos escapa?  ¿Son las logias internacionales o el Opus quienes cortan el bacalao de la geopolítica del Nuevo Orden Mundial, y las que operan en todos los lados del espectro político del stablisment?

Para terminar, ¿a que nos sorprende Mariano Rajoy y nombra ministra de algo a Alícia Sánchez Camacho, por aquello de que ahora toca un gobierno ‘técnico’ –ergo lelo-?

Si lo hace, como es de esperar, si la sitúa en una cartera ministerial a ella y a alguna perla más similar, todo indicará que el PP sigue engañando y maltratando a la ciudadanía española de Cataluña. Así que tendremos que ir pensando en un recambio drástico e integral del partido; y cuanto, antes mejor.