El vomitivo plan Frankenstein para perpetrar un nuevo frente popular idéntico al de los años 30 del Siglo XX

 

sc3a1nchez

Con un estólido bocazas a la cabeza actual de la formación, sucesor del mayor tóxico lelo habido en la historia de la Humanidad, el Partido Socialista Obrero Español cumple a su bola todos los requisitos para ostentar fraudulentamente este nombre al estar partido (cada uno por su lado), seguir llamándose socialista (cuando ni quisque con dos dedos de frente mantiene semejante identificación en el mundo civilizado), obrero (de lo que no se perciben vestigios, dada la procedencia y status de los machos y hembras alpha que lo dirigen), y español (que debe ser una broma si nos atenemos a las alianzas con antipatriotas separatistas y demás cretinos de extrema izquierda o de adeene anarquista).

Así las cosas, la población española ilustrada, bien nacida y mejor intencionada debería observar con detenimiento y prevención el inminente ejercicio de rebelión que se intenta implementar por parte del conglomerado izquierdista y separatista (golpista en Cataluña, en dónde ya se experimentó y dimensionó ad hoc durante el nefasto gobierno tripartito en 2003  con Maragall y después con el autista Montilla, que junto a Esquerra Republicana de Catalunya más el  magma comunista local potenciaron la aceptación tácita del independentismo impuesto cómo una opción democrática… y de ahí hasta el statu quo revolucionario actual).

zapatero-pedro-sanchez-reuters_xoptimizadax-620x349Sucede que el antes citado mentecato, sí, el engolado Pedro Sánchez, amaga con aplicar más ambigüedad al momento actual, puesto que tiene en mente aliarse con el entorno podemita (y su colección de marcas blancas y subproductos oportunistas)  y con la infame grey periférica que quiere dinamitar España y sus valores, creencias e Historia.

La vana excusa es ‘crear una alternativa de progreso’ para echar a patadas a Rajoy (y al PP), o, lo que es lo mismo, volver a implantar un frente popular idéntico en su composición y objetivos al que perpetró el caos y el desorden de la II República Española justo antes de que los abusos de socialistas, comunistas, anarquistas y separatistas  encendieran la mecha para que los militares defendieran a la mitad de españoles que no resistían los envites independentistas y revolucionarios prosoviéticos de los gobiernos rojos que se sucedieron durante los pasados años 30.

En este contexto, el Gobierno actual del Estado y las estructuras judiciales, militares y policiales, así cómo las extensiones territoriales de la Administración, junto con el tejido asociativo, sindical y universitario han de optar por un urgente ejercicio de contención y neutralización del fenómeno frentista y traidor a España.

pablo-iglesias-esmoquin-sanchez-goya_ediima20160206_0401_18Como que la tentación de aliar el PSOE con Podemos es tan evidente, procede que la población digna y honrada sepa hasta qué punto se puede reproducir la atmósfera prebélica  que nos acarrearía, junto con el fenómeno invasivo  inmigratorio –debidamente fomentado por la izquierda y el golpismo separatista-  a una guerra, que es lo que los intereses bastardos supranacionales tienen planificado que desmonte nuestro ecosistema social, cultural y económico, según se desprende de las directrices del Nuevo Orden Mundial y sus amos y gestores.

Estemos atentos a la cama redonda de Sánchez con Iglesias y los separatas de turno… se puede liar una muy gorda.