La Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad, el 12 de Octubre en Barcelona

12 O 2016Manifestarse como español y catalán es un sentimiento lícito difícil de ejercer si no se trabaja en política remunerada o se reciben prebendas y corruptelas del presupuesto público autonómico. Lo normal es que sea el discurso separatista en vigor en Cataluña lo que identifique, erróneamente, a la población local, cuando debería quedar claro que los aquelarres -ya irrepetibles- montados los dos últimos años en las calles de Barcelona son fruto de la vergonzosa financiación irregular (ANC, Òmnium Cultural) de una persistente y angustiosa propaganda política a favor del independentismo que estuvo presente previamente en todas las cadenas de televisión y radio públicas, en la prensa subvencionada por la Generalidad, y en  todo tipo de entorno escolar o universitario en manos de los iniciados en la materia.

Por esta razón, es sano y útil para la sociedad que se proporcione presencia y visibilidad mediática en todos los espacios posibles a las entidades asociativas libres que se entregan a la labor de proteger y difundir la inequívoca españolidad de Cataluña.

De este tipo de actividad voluntaria  y altruista, la de  defender la unidad de España,  nuestro entrevistado Eduardo García González sabe bastante merced a su labor comprometida y generosa en diversos proyectos y actuaciones públicas en las que se ha convocado a miles de ciudadanos para expresar su adhesión a España y su voluntad de no rendirse ante el golpismo galopante en el que está inmersa Cataluña a través de la corrupta y hostil animadversión de la Generalidad y parte del Parlamento catalán contra el resto de España y sus símbolos e instituciones.

Eduardo García explica en esta entrevista lo que millones de españoles, catalanes o no, piensan al respecto, pero no saben cómo encauzar.

Eduardo García. Foto S*D

Eduardo García González


SELECTO*DIGITAL– Barcelona, y por ende Cataluña, muestra un músculo tenso y dinámico en materia de pasión por España. No en vano, en los últimos cinco años se han convocado Juras de Bandera y jornadas de puertas abiertas de distinta entidad (Cuartel de El Bruch, Capitanía, etc.) que han desbordado todas las previsiones de asistencia, sin que mediara propaganda alguna al respecto. ¿Considera Vd. que la población local, tan coaccionada por el nacionalismo secesionista catalán, al fin, ha perdido el miedo y desea manifestar explícitamente su amor y lealtad a España?

 

Eduardo García–  Sí, el desafío sedicioso proclamado urbi et orbi por la Generalidad separatista de Cataluña es tan ofensivo y ultrajante que ha producido una reacción defensiva adversa en una parte de la sociedad catalana, la cual no había exteriorizado hasta ahora su oposición al nacionalismo extremista catalán. Este hecho es esperanzador, pero insuficiente. Quienes nos mantenemos leales a España -y al Estado de Derecho-, debemos  incrementar nuestra presencia en todos los ámbitos de la sociedad catalana, y no parar hasta lograr ser hegemónicos y reducir al nacionalismo catalán a una mínima expresión “testimonial” e inoperante. La resistencia civil catalana contra el separatismo tiene mucho trabajo por hacer y una gran misión que cumplir.

 

S*D–  Las fuerzas leales constitucionalistas y patrióticas españolas de Cataluña apenas operan en ‘territorio hostil’, hasta el punto de no atreverse ni a exponer una bandera rojigualda en el balcón de su casa, lucir un adhesivo en el coche o moto, por miedo a ser señalado (y tratado) como un ‘enemigo’ de Cataluña. ¿Cómo se puede reconstruir la normalidad social, acotar las opciones y actuaciones de los golpistas –sí, lo que ha perpetrado y aplica hasta la fecha la Generalidad de Cataluña es un auténtico golpe de Estado- y así neutralizar la conspiración que ha urdido la tremenda desafección frentista que divide la ciudadanía entre ‘buenos’ y ‘malos’; ergo: que en el imaginario popular y a escala oficial dichos ‘buenos’ son los que exigen la independencia… y los ‘malos’ son quienes defienden el statu quo legal y respetuoso con el prójimo; o sea, el mundo al revés?


EG- 
En Cataluña los catalanes leales a España llevamos más de tres décadas desamparados por los Gobiernos de España, ya sean de uno u otro color político. El movimiento separatista ha crecido en Cataluña porque desde los poderes centrales del Estado no solo no se le ha combatido debidamente,  sino que se le ha consentido lo intolerable a la vez que se le concedían todos los medios y transferencias autonómicas formales para aumentar su poderío y así extender su perniciosa influencia… incluso más allá de Cataluña (Valencia, Baleares, Franja de Poniente aragonesa). Es por ello que el Estado de Derecho constitucional está obligado a rectificar urgentemente, abandonar las políticas de ablandamiento, y respaldar eficiente y generosamente a todos los ciudadanos, entidades y sectores sociales que en Cataluña defendemos la unidad nacional de España y el imperio de la Ley. 

barcelona11

El primer pulso a la secesión, en 2014

S*D–  Lo que expone es una colosal tarea. Liderar, como Vd. lleva a cabo, un movimiento que trabaje en pro de cohesionar el espacio común de las personas y organizaciones asociativas catalano-españolas es una ardua labor que conlleva mucho trabajo, excesivos sinsabores y más de un disgusto (amenazas, insultos, apartheid, etc.). Además, a diferencia de la izquierda-izquierda,  la extrema izquierda y los partidos nacionalistas que sí van unidos o aliados, las entidades que se preocupan y ocupan tiempo, energía y recursos económicos propios privados para dar soporte a la visibilidad del noble españolismo en Barcelona (y resto de Cataluña) no disponen de trampolines ni púlpitos mediáticos masivos desde los que lanzar sus mensajes y convocatorias. De ahí que sea plausible que Usted esté inmerso en la compleja obra de organizar la preparación y el buen fin de la Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad del 12 de Octubre, de cuyo Comité Organizador (COFNE), ha sido elegido presidente.  En éstas, ¿cuál es el sentido de crear un acto multitudinario, con miles de personas manifestando honrada y alegremente su pulsión cariñosa y respetuosa por lo español? ¿Acaso sucede que ahora más que nunca se requiere interceptar la trayectoria revolucionaria emanada de parte del Parlamento de Cataluña, a la vez que se imposibilita que las huestes del totalitarismo separatista antiespañol sigan ejerciendo su despotismo lleno de inaceptables ucases y abusos de poder contra la ciudadanía… y la ciudadanía se ha dado cuenta de ello?

EG–  El valor es el más importante de los activos de los habitantes de una comunidad, pues sin valor no pueden defenderse los demás principios, creencias y lícitos intereses, que si no se defienden se pierden. Nunca ha sido fácil luchar contra la tiranía, y hacerlo sin más medios que la voluntad lo hace aun más difícil. Pero las dificultades las debemos ver como retos o pruebas a superar y a título de oportunidades para cambiar nuestra sociedad. En consecuencia, y aunque los medios de comunicación y demás voceros subvencionados lo nieguen o lo camuflen periodísticamente, cada vez somos más ciudadanos los que en Cataluña estamos dispuestos a combatir y derrotar al separatismo. Para ello, y dado que todos los seres humanos somos falibles y vulnerables ante la opresión, para lograr triunfar sobre el vertiginoso separatismo que nos ocupa es indispensable dejar de lado los personalismos atomizadores y, en cambio, construir organizaciones fuertes que no rivalicen entre ellas y que practiquen la unidad de acción, empujando coordinadamente todas ellas en la misma dirección, con un mismo mensaje y sincronizando los tiempos y las estrategias..

En esta línea, el Comité Organizador de la Fiesta Nacional de España aboga por ser la organización angular para colaborar lealmente con todas las otras asociaciones y entidades favorables a la unidad de España; cada una desde su posición y sin exclusiones ni vetos, habida cuenta de que no competimos electoralmente como si lo hacen los partidos políticos, motivo por el que debemos facilitarnos las cosas en un ejercicio de empatía y respeto por el prójimo que está en la misma longitud de onda.

Es en esta tesitura que planteamos los ‘doce de octubre’ como lo que son y deben ser: La celebración universal conmemorativa de una de las mayores gestas de la historia de la Humanidad. Y como tal, como hazaña tan española, en la misma fecha celebramos la Fiesta Nacional de España.

12 O 2016 2Así que, atendiendo a un clamor silencioso pero muy presente en mucho más de la mitad de ciudadanos catalanes, hemos llegado al convencimiento de que lo mejor -a pesar de la demencial situación política en Cataluña- , es que  la jornada del doce de octubre en Barcelona sea una fiesta alegre, familiar, y abierta a todas las personas y entidades españolas e hispanoamericanas, que es el modo de lograr la aquiescencia y la asistencia de multitud de personas que no vendrían a un acto eminentemente político que no tuviera el marchamo español y americano en su ADN. De hecho,  incrementar notablemente el número de participantes en la cita tendrá por sí mismo un efecto muy superior al mejor de los discursos políticos a favor de la adhesión a España y en contra del maniqueo separatismo excluyente que ya cuenta con otros 364 días para la agitación y propaganda más marrullera y desleal a España.

El doce de octubre es la Fiesta nacional de España; hagamos que sea lo que dice ser: Una fiesta fraternal, alegre y vertebradora de una sociedad huérfana de referencias y liderazgos sólidos a la hora de encauzar las energías de las personas honradas y nobles.

S*D–  ¿Qué opina respecto a la situación legal actual de los implicados y acusados en los casos de prevaricación, connivencia, corrupción, evasión de capitales, cohecho y demás fechorías criminales perpetradas en o desde Cataluña y el microclima político y funcionarial de la Administración autonómica? ¿Por qué no hay ni un solo ‘pujol’ o cómplice del aparato podrido inherente a Convergència Democràtica de Catalunya? ¿Cómo es que sus sucesores –mediante impresentables mutaciones de marcas y birlibirloques de trilero -, camuflando sus delitos extractivos y lesivos para la población autóctona, se siguen permitiendo ir por ahí como si no hubiera pasado nada y exhibiendo, incluso, una pretendida licencia de corso cual partido honorable y honrado que no es, pidiendo el voto?

El-expresidente-de-la-Generalidad

Jordi Pujol, epicentro del desastre cataalán

EG– El Estado de Derecho ha mutado a un Estado de desecho desde que los clanes poderosos pueden delinquir impunemente. El caso más paradigmático es el de la familia Pujol Ferrusola y especialmente de Jordi Pujol i Soley, el eterno presidente de la Generalidad y pretendido padre de la patria catalana, que hace muchos años que debería de estar en la cárcel como el resto de miembros de su tribu familiar y de los allegados cómplices y beneficiarios de las fechorías perpetradas bajo la égida del catalanismo inicial y golpismo independentista actual. Sin embargo, da la sensación de que se librarán, gracias a que disponen de algunos dossiers altamente comprometedores que les sirven de salvaguarda y garantía de impunidad. ¡Puro chantaje mafioso que, por el momento, les blinda!

Por lo visto para algunos las leyes son solo para que las cumplamos el común de los mortales, que no la omnipresente casta extractiva y expoliadora, una situación límite que debe zanjarse ya antes de que estalle un conflicto popular de imprevisibles consecuencias. Los altos poderes del Estado no pueden mirar a otro lado, dado que el hecho de no actuar eficazmente como es su obligación los convierte en cómplices encubridores prevaricadores y merecedores de procesos penales ejemplarizantes y altamente severos.

S*D-  Usted y COFNE defienden a ultranza que  la Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad,  que concentrará  en Barcelona a la buena gente que todavía cree en los valores, principios y compromisos identitarios concernientes a nuestra Historia, se encare cualitativa y simbólicamente a la gran conspiración antiespañola que se ha sembrado en Cataluña. Sin embargo, ¿qué sentido le da a incluir a las personas de origen hispanoamericano en la misma jornada? ¿Es compatible con ese bienintencionado enfoque integrador la arrasadora munición multiculturalista, multiétnica y sustitutiva demográficamente de españoles nativos del país por extracomunitarios? Para entendernos, además de los lazos idiomáticos, de raíz religiosa o de lejanos pretéritos cruces consanguíneos e intereses económicos ¿se puede defender la españolidad y la hispanoamericanidad dentro de un mismo lote?

EG-  Se puede y se debe. El Doce de Octubre conmemora la dimensión hispanoamericana de España. No podemos dejar a las comunidades hispanoparlantes en manos del separatismo que en Cataluña tiene el idioma como principal herramienta política de justificación independentista vía la asfixiante penetración social urdida en sórdidas sociedades de interés mundialista, que acaba siempre transformada en hechos protorevolucionarios y altamente inflamables.

Existe una comunidad de países hispanos –y una comunidad mundial hispanohablante-, de la que debemos fomentar su conexión emocional y vital con España, que no en vano sigue ostentando el titulo de Madre Patria, o lo que es lo mismo: Patria común de todos los españoles e hispanoamericanos.

El problema convivencial e identitario lo destruyen otras comunidades étnicas, religiosas y culturales que son realmente exógenas, refractarias e incluso hostiles a todo lo que significa y simboliza España y el Doce de Octubre. Y creo que no es necesario señalarlas ni poner ningún ejemplo ilustrativo para que sepamos a que comunidades étnicas, religiosas y culturales me refiero.

S*D– Finalmente, ¿qué mensaje desea hacer llegar a las personas que accedan a esta entrevista? ¿Cómo pueden adherirse a la Fiesta del 12 de Octubre? ¿Dónde sucederá todo?

EG– En el Comité Organizador de la Fiesta Nacional de España hay sitio para más socios, patrocinadores, colaboradores y adheridos. Todos puede ayudar, cada uno a su modo y manera, según las circunstancias particulares de cada cual.  A quienes quieran colaborar o ayudar les pido que se pongan en contacto con nosotros a través del email a info@cofne.es para encajarlos en la planificación del evento.

Ya a efectos que identifiquen y ubiquen la Fiesta, ésta comenzará con una manifestación matinal a lo largo del Passeig de Gràcia que desembocará en la concentración que tendrá lugar como todos los años a las 12:00h en la Plaça de Catalunya, de lo que en breve publicaremos el programa detallado de los actos.

Para que así sea y todo disponga de una adecuada coherencia testimonial, quiero recordar que recientemente hemos solicitado al Ayuntamiento de Barcelona que tenga a bien poner el nombre DOCE DE OCTUBRE a una vía pública de Barcelona, ya  sea calle, avenida, rambla o plaza. Sabemos que el actual equipo de gobierno municipal está a años luz de nuestro postulado, pero la realidad es tozuda y vence siempre a la tergiversación y la mala fe sectaria de algunas fuerzas frentistas.

No será fácil lograrlo, pero éste es un primer paso. Poco a poco, sin prisas pero sin pausas, se trata de que en todos los ámbitos, la verdadera normalidad patriótica vaya recuperando terreno a la anormalidad secesionista y sus extensiones extremistas vinculadas al esperpento en el que se ha convertido la mala praxis política catalana.