¿Resistirá Barcelona la nueva provocación anarco-comunista e independentista  contra España y su Ejército?

 

Legionarios fora

Los españoles menores de 40 años no tuvieron que cumplir el servicio militar obligatorio. La última asignación de destinos de dicho servicio militar tuvo lugar el 8 de noviembre de 2000.  A partir de entonces, la protección armada de España se confió a un ejército reconfigurado y remunerado en modo profesional, de lo que se deduce que esas dos generaciones que ahora integran la postadolescencia y la juventud no han tenido oportunidad alguna de experimentar y compartir el sentimiento patriótico y los impulsos de pertenencia a una misma comunidad ubicada en un territorio concreto y copartícipe de una  historia y unos atributos y escalas de valores idéntica o, cuando mínimo, muy parecida: España

Estos alrededor de siete millones de personas en edad de votar (de 18 a 40) y uno o dos millones más por encima de los dieciséis, añadidos a los  restos del naufragio de la extrema izquierda, los despojos del anarquismo y las muy engrasadas huestes de los separatismos y secesionismos regionales convierten España en una sociedad desmoronada y faltada de identidad. De ahí los cómputos electorales que engordan a partidos que ni por asomo existen en el resto de Europa.

Por esta circunstancia, merced a la dejadez de los gobiernos del PSOE y del PP, y gracias a la propaganda mediática a favor de modelos de organización social nihilistas y pensados para destruir el Estado, las fuerzas armadas dejan, de facto, de formar parte del tejido simbólico nacional en zonas en las que ha calado el artero discurso que define a todo lo que no sea izquierda (socialismo, comunismo y anarquismo) como algo franquista, fascista o nazi; y especialmente tilda al Ejército Español de idénticos atributos descalificadores.

legionarios_barcelona

Es por ello que la ciudadanía honrada ha de prestar mucha atención, incluso participando, a la manifestación que la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios ha convocado el sábado 28 de mayo, a las 12:00 h en la plaça Urquinaona, con el fin de hacer que se visualice públicamente el descontento que causa, entre otras, la postura oficial de la alcaldía de Barcelona y de las fuerzas secesionistas, antisistema y de izquierda que alimentan el inadmisible odio hacia la Legión Española y, en definitiva, al estamento militar.

El acto consistirá en dicha concentración en la plaza, la marcha-desfile hacia la plaça de Sant Jaume (en la que están enclavados el ayuntamiento barcelonés y la Generalidad de Cataluña, frente por frente), trayecto que transcurre por delante de la Jefatura Superior de Policía (Policía Nacional), espacio en el que se rendirá un acto de desagravio en honor de dicho Cuerpo, mediante la interpretación del Himno español y de otros himnos incluyendo el emocionante ‘El novio de la muerte’.

okupas-barcelona-banc-expropiat-aida-Gallina-Ilustrada-450x252Sin embargo, todo ello, que debería ser corriente en un país normal (España ahora no lo es), puede acabar con un potencial enfrentamiento violento, ya que a la misma hora se ha convocado otra oportuna contramanifestación ‘antifascista’ por parte de los colectivos alborotadores que lideran la guerrilla urbana catalana, hordas que este fin d semana vendrán ‘calientes’ después de arrasar el barrio de Gràcia por un quítame ahí un edificio okupado.

Es de esperar que las policías (municipal y Mossos d’Esquadra) recibirán órdenes de evitar cualquier encontronazo impidiendo que las pandillas de corte izquierdista lleguen a conectar con el previsible más de un millar de manifestantes constitucionalistas y patriotas. Mejor que sea así, puesto que de lo contrario, delante tendrán un duro hueso que roer: los ex legionarios haciendo lícito uso de la libertad de expresión y de su indisimulado y noble amor por la Patria.