La gran cagada de la seguridad de la presidencia del Gobierno evidencia a Rajoy y su entreguismo suicida al golpe de estado catalán

la-bandera-pisarello-y-el-lobby-argentino-que-hace-propaganda-de-junts-pel-si

Mas, Colau, ‘el comisario político’ de Podemos, y Bosch (ERC) arrancando la bandera española de las manos del PP

Partamos de la base de que lo que se está perpetrando en Cataluña es un golpe de estado por parte de un porcentaje menor pero ruidoso y muy visible de la población, sublevación basada en un núcleo duro de no más del 20% de la gente censada –la mitad muy jóvenes y fruto directo de las madrasas de adoctrinamiento vía escuelas durante los últimos veinticinco años-, aunque la matemática electoral amplíe el resultado, la ley D’Hont la magnifique y los Media la eleven estratosféricamente ante la masa lela o no.

En este espacio de inseguridad y zozobra ciudadana, recientemente ha sido investido Carles Puigdemont como presidente de la Generalidad de Cataluña; un personaje sacado de la manga y anodino, de los que únicamente pueden presentar credenciales de fanatismo separatista, trabajo mercenario pro independentista remunerado en medios de comunicación y organismos financiados con recursos públicos (El Punt / Avui / Agència Catalana de Notícies, etc.) y su paso por la alcaldía de Gerona, auténtico epicentro de la Cataluña profunda del voto cautivo y la atmósfera viciada a favor del cotarro hostil a España. Sin olvidar que, como la Rahola que simuló un doctorado, este señor vendió que tenía dos carreras: filología y periodismo… y no las tiene, algo que al ser descubierto achaca a que tuvo un accidente y tuvo que dejar de estudiar. Pobrecito.

CATALANAS_MDSIMA20160117_0110_1El tal Puigdemont se casó con Marcela Topor, una rumana que conoció cuándo ella vino a España –Gerona, en concreto- en una compañía de teatro ¡aficionado! [¿quién pago el viaje y la estancia?, porque el caché de la compañía lo abonó el Festival Internacional de Teatre Amateur El Pati de Girona organizado por la Casa de Cultura de Girona –como se ve pura mandanga dilapidadora del dinero de todos], y lo hizo por lo católico en nuestro país y en Rumania por el rito ortodoxo, aunque el apellido de esa señora y su perfil profesional y habilidades varias la sitúan más en otro credo religioso, que parece querer esconder, al igual que desde hace bien poco la página de Facebook de Marcela es infranqueable, su Twitter no tiene ni una publicación, no existe un Linkedin ni un blog suyo, ni aparece rastro alguno de su vida en toda la red ni en las hemerotecas, con lo que cabe sospechar que la primera dama catalana oculta algo o tenía algo en su currículo que ha merecido ser borrado; como lo de que es y ejerce de bruja –sí bruja- hasta el punto de endosarle a su marido durante el acto de toma de posesión un amuleto al cuello [un Gallo de Horezu, una oscura cerámica de la región de Bucovina que augura buena suerte], que nadie supo qué era hasta que se ha destapado el asunto… ¡la esposa del presidente de la Generalidad es una bruja activa y adicta al rollo del espiritismo!, del que el cachibache que llevó Puigdemont en su toma de posesión en la Generalitat de Cataluña es una muestra. ¡¡¡Pujol consultando a una bruja en Andorra, y ahora éste casado con una hechicera del país de Drácula!!!

A lo que íbamos. Después de refrescar al Lector la composición ideológica de Carles Puigdemont –un hombre a una fregona capilar pegado-, ha sido demencial, ridículo y harto preocupante comprobar el talante que se gasta Mariano Rajoy Brey, presidente del Gobierno español (ahora en funciones, en tránsito hacia el gran hostión que le pegará el rojerío y el separatismo) cuando cree recibir la llamada de su recién llegado homólogo catalán, Puigdemont, para hablar con él. Escúchela: PULSE AQUÍ

rajoy_broma_thumb_655La pseudollamada la perpetró hace un par de días el bromista de turno de un programa matinal de la emisora de radio barcelonesa Flaixbac (todo música electrónica pastillera), copropiedad del gracioso oficial del ‘reino’, Miquel Calzada (ahora mutado a Miquel Calçada) y expectante militante del extremismo secesionista y a la espera de un cargo de primer nivel político o de confianza. El programa con su nombre ya lo dice todo: ‘El matí i la mare que el va parir’ [la mañana y la madre que la parió], toda una declaración de principios sobre la bioquímica de sus gestores y la estructura de sus contenidos, puro humor de bajo nivel intelectual, pero mucho escarnio, befa y militancia hostil contra un solo pack de destinatarios: España, lo español y los catalanes que no comulgan con las ruedas de molino de la insurrección.

Pero lo que debería alarmar a la ciudadanía bienpensante y de instintos nobles, preocupada por lo que está sucediendo en nuestro país y la deriva frentista y preguerracivilista que se está gestando en estos momentos, es comprobar cómo cualquier imbécil puede hacerse pasar por una tercera persona y entrar en contacto con el ¡¡¡presidente de la Nación!!! para soltarle una perorata orientada a concertar una cita entre el pretendido presidente de la comunidad autónoma catalana y el auténtico presidente del Estado. ¡Qué nivelazo!

¿No hay servicios de inteligencia en el departamento de telefonía y comunicaciones, que comprueben de dónde procede un llamada entrante dirigida al nº1 electo el Estado? ¿Es segura la línea? ¿Las telefonistas y secretarias son idiotas? ¿En manos de quién estamos?

el-hundimientoPero lo que más duele es escuchar atentamente el audio de la citada conversación en la que el (mal) imitador de la voz de Puigdemont se la mete doblada al gallego y éste responde con una vergonzante sumisión y un respeto extremo  la propuesta inconcreta de‘hablar entre ambos, por aquello que ‘hablando la gente se entiende’ (slogan de combate de Esquerra Republicana de Catalunya –y de Carod Rovira en particular). Al final, Rajoy suelta un ‘esto no es serio’. ¡Lo que no es serio es la dejadez o connivencia prevaricadora del Gobierno de España con el proceso golpista que lentamente alcanza sus objetivos estratégicos y en cualquier momento (dicen que en año y medio) puede hacer un jaque mate al Estado!

Irrita Rajoy por el tono miedica, la ausencia de carácter y su más que explícita y errática postura de chalaneo como líder del PP ante un traidor y enemigo de España como es el sucesor de Mas, Montilla y Pujol, al que un gobierno como Dios manda ya debería haber destituido, enjuiciado y metido en la cárcel junto a la banda criminal de los Pujol y, quizás, a Mas y sus secuaces de CiU-CDC / Junts pel Sí / Democràcia i Llibertat, o aliados como ERC y las CUP, que están creando el mayor desasosiego posible entre la población con su despropósito revolucionario y provocador.

frenteLo bueno, por patético y ridículo, es oír cómo Rajoy explica que ‘tiene la agenda libre’ y por ello se brinda a verse con el exaltado catalán cuándo éste quiera. ¿Cómo puede tener la agenda libre para un traidor un individuo que ostenta la más alta responsabilidad del Estado y, además, está en pleno proceso de desmembramiento del país y en época de implantación de un cambio brutal y peligrosísimo del modelo de gobernación nacional, con socialistas, comunistas, independentistas, anarquistas y marginados varios de izquierdas sin poltrona a la que sentarse ni ubre a la que amorrarse?, ergo: dispuestos a lo que sea para comer caliente y, por tanto, carne de cañón para los trabajos sucios de agitprop y las rebeliones y revoluciones varias en preparación para reeditar el Frente Popular de los años 30 del siglo pasado.

¿A qué viene esta prosodia bobalicona y masoquista de Rajoy ante Puigdemont? ¿Quién dirige en verdad la política española? ¿Quién mueve los hilos y ordena a todo un  gobierno que se rinda ante los envites de las izquierdas, la ultraizquierda, los anarquistas y los independentistas? ¿Qué o quiénes ostentan el poder absoluto que ha decidido que España ha de dejar de existir a corto plazo, vía inmigración substitutoria, merced a la demolición de los valores de raíz cristiana y greco-romana, y como consecuencia de la ingeniería social interna y externa que aplican los sanedrines y las logias para implantar el Nuevo Orden Mundial?

¿A quién obedece Mariano Rajoy Brey? Es más: ¿por qué nos hace esto?

 

PS: Como curiosidad, aportamos otra broma telefónica –un recurso habitual de la radio-. Únicamente que en este caso, aunque es la COPE la que accede al presidente de Colombia, la temática abordada no muestra la trascendencia que sí supone la bajada de pantalones de Rajoy frente a un enemigo de la Nación. Ésta es la diferencia.   Entre en el enlace  PULSE AQUÍ   y mire a  los periodistas partiéndose de risa en la primera hora de ‘Tiempo de juego’, de la COPE, en que Dani Martínez imita a Emilio Butragueño y llama al presidente de Colombia Juan Manuel Santos para gastarle una broma y hablarle del tema James y su problema con la velocidad. Después de un breve espera, Santos en persona se pone al aparato y se traga la intrascendente broma, que tendría otro valor si le hubieran hablado de las FARC o de los líos políticos de aquél país –violencia, narcotráfico, etc. ¿Verdad?