No hay democracia: la Assemblea Nacional Catalana es la  que ha decidido quién, cómo y cuándo se substituye a Artur Mas

No hay democracia: la Assemblea Nacional Catalana es la  que ha decidido quién, cómo y cuándo se substituye a Artur Mas

La Assemblea Nacional Catalana, ANC, es una asociación fundada ad hoc en 2012 para agitar a la población y difundir la propaganda conveniente para lograr el máximo de alineación de la gente a favor de la independencia de Cataluña del resto de  España, a la vez que se aliena las consciencias para que una masa amorfa de personas que nunca se sintieron tentadas a jugar la carta de la secesión y el enfrentamiento hostil contra el Estado se apuntaran al vertiginoso proceso que se diseñó para implementarse en menos de cuatro años y merced a ingentes cantidades de dinero público y soporte institucional de la Generalidad de Cataluña y otros instrumentos fácticos de su órbita.

Un par de megamanifestaciones callejeras (V, Meridiana…) y mucha, muchísima persuasión mediática vía medios de comunicación públicos o subvencionados escandalosamente fueron suficientes para adornar el proyecto y condicionar que pareciese que era un clamor popular instalado desde siempre en la ciudadanía, algo totalmente falso, ya que antes de dicho 2012 el independentismo no suponía ni el 10% de las apetencias del electorado.

BildMasDesktopOKQuemado el gobierno de Artur Mas, hundida Convergència Democràtica de Catalunya (ya escindida de su aliada y desaparecida en combate Unió Democràtica de Catalunya) por su retahíla de más que presuntos delitos económicos y casos de corrupción, y la ya indiscutible criminalidad del fundador del partido, Jordi Pujol, que junto su familia directa y resto de acólitos y cómplices de la cuerda nacionalista saquearon Cataluña a su antojo; al final, el teatrillo feriante ambulante de monstruos y tarados que han concurrido en el aquelarre postelectoral autonómico [del 27 de septiembre de 2015(*)] para elegir un presidente de entre los diputados de la lista más votada, Junts pel Sí, la amalgama de CDC junto a ERC (y algunos marginales sueltos más), ha resultado ser un espectáculo grotesco, un cambalache de necedades, a ver cuál mayor, y un insulto a la Democracia, por el tiempo y recursos perdidos  en esos casi cuatro meses de zozobra y de desatención de los asuntos importantes que conciernen al gobierno de la comunidad autónoma catalana.

Acuerdo-in-extremis--Mas-cede-en-favor-del-alcalde-de-Gerona--Carles-Puigdemont

Mas y Puigdemont

Llegados hasta aquí, procede valorar que el sábado 9 de enero el propio Artur Mas, todavía presidente en funciones de la Generalidad de Cataluña, anunció soberbia y oficialmente que había ‘dado voluntariamente un paso de lado’ y  que ‘él’ había propuesto a su sucesor en la figura de Carles Puigdemont –número 3 de la lista de JpSí por Gerona (después de ¡Lluís Llach! y una señora), personaje que, aunque alcalde de dicha ciudad, nadie conocía excepto por su manifiesta adscripción a la corriente más extremista del fanatismo independentista, de la que era también presidente del engendro ‘Municipis per l’Independència’… sí, los que congregaron a los grotescos alcaldes que con su varas amenzantes acudieron a dar vergonzoso soporte a Artur Mas cuando se tuvo que presentar ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya para responder algunas preguntas.

Así que, mintiendo como siempre, Mas ha vendido la burra de que él ha decidido sacrificarse por la causa, autoinmolarse en suma, cuando la verdad es que lo han echado a patadas de todos los sitios por su condición de apestado y más que probable encausado judicial por asuntos de irresponsabilidad política y deslealtad institucional contra la Ley y la Constitución, y por todas las connivencias, complicidades y crímenes en los que necesariamente ha estado involucrado dados sus cargos de Presidente del partido CDC, Consejero Jefe y luego Presidente de la Generalidad, y antes consejero de Economía, director general de Obras Públicas y de Comercio Exterior, que son departamentos todos desde los que o se es el autor material de las fechorías, se cubren y protegen, se conocen y se promocionan o como mínimo se toleran.

Sin título copiaNadie sabe a qué ha venido esta rendición final del sucesor de Jordi Pujol, aunque la versión más sensata es la que defiende que la orden de que se apartara ha surgido de salas de baldosas arlequinadas, de las que ERC y su instrumento principal, en paralelo a Òmnium Cultural y la citada Assemblea Nacional Catalana, son inequívocamente parte consustancial y los que mandan de verdad y colocan y sacan a la gente de sus puestos, tanto si son de su secta o de fraternidades afines o no, puesto que la CUP puede parecer que por su aspecto desaliñado y neuronas anarquistas no está sujeta a disciplina alguna, cuando la realidad es que sus grandes impulsores e ideólogos –revolucionarios-, al igual que los de ERC en pleno, parte muy importante de CDC y una notable proporción de socialistas están gobernados a distancia por los mandiles autóctonos y del extranjero; motivo por el que nada de lo que ha sucedido es casual.

Añadamos que el perfil personal del impuesto Puigdemont –que no elegido, otro fraude al elector, trata a España de ‘invasores que serán expulsados de Cataluña, que volverá a ser, bajo una república, señora de sus libertades y destinos, en la paz y en el trabajo’, mientras que en su Twitter publicaba joyas como la de ‘ya sabemos que España vuelve a tener un GAL, ahora contra Cataluña. Solamente nos falta saber quién es el señor X. Se admiten apuestas’.

Finalmente, no se ha de olvidar la endogamia y el nepotismo de toda esta jugada. Carles Puigdemont fue miembro de la organización Crida a la Solidaritat en Defensa de la Llengua, la Cultura i la Nació Catalanes (Llamamiento a la Solidaridad en Defensa de la Lengua, la Cultura y la Nación Catalanas), sí, los que invitaban a  Herri Batasuna a sus tenidas en los 80’s, que desde 1981 a 1993 se ocupó de agitar el sentimiento nacionalista identitario y el pancatalanismo (extensión del uso del y de lo catalán a Valencia y Baleares –con Francia no se atreven) que es la raíz que una vez crecida durante casi cuatro décadas ha fomentado el odio a España entre las  nuevas generaciones de catalanes que ya desde la escuela han sido adiestrados al respecto; de ahí la cantidad de votos que van a parar esas opciones golpistas.

Premis Lluís Companys

El bucle masónico, ellos mismos se apoyan y premian

La citada Crida, que fue en su día presidida por el mayor traidor catalán, Àngel Colom i Colom, el encargado de traerse a cientos de miles de marroquíes hasta Cataluña, como respuesta a que no fueran latinoamericanos –ergo: de habla española- los que configuraran el grueso de la inmigración que se iba a potenciar desde el cambio de milenio –por mandato del Nuevo Orden Mundial y su geoestrategia e ingeniería social-, también estuvo en manos de Jordi Sánchez, el misterioso personaje que pasó de ser adjunto poltronero al Síndic de Greuges (el defensor del pueblo) a sucesor de la histérica Carme Forcadell (ahora presidenta del Parlamento de Cataluña) a la cabeza de la instrumental ANC que, como se ha visto en los últimos días de la crisis, es la que corta el bacalao y decide los tiempos, las puestas en escena y los cargos de todo el magma secesionista. Porque, ¿quién ha elegido al tal Sánchez para que se haya erigido en el portavoz oficial de lo que se cocía entre JpSí y la CUP? ¿Cómo ha ostentado un protagonismo y una autoridad tan incomprensibles si la ANC es solo y formalmente una herramienta colateral en el proceso y no está sujeta al veredicto de las urnas?

carles-puigdemont

Puigdemont con su esposa rumana, Marcela

Es por ello, por este sospechoso e inaceptable rol de dicha ANC en todo el desastre golpista en ciernes, que el ungido, el cooptado, el nuevo presidente de la Generalidad sea también ¡un ex miembro de la Crida!, en dónde aprendió a manejarse por terrenos pantanosos, conspiraciones, contubernios y actividades de agit prop que él tuvo la oportunidad de gestionar desde cargos periodísticos como redactor jefe del megasubvencionado diario independentista El Punt, que después se fusionó con el deficitario Avui (otro que tal) para constituirse como ‘el’ diario de referencia (cuentan con un canal de TV igualmente extremo) de la causa secesionista, algo así como el catecismo de todo buen separatista catalán… pura madrasa de integrismo antiespañol. Al final puso en marcha, también por encargo, la Agencia Catalana de Noticias, que como tal se erigió en emisora de las crónicas, datos y demás información que si se preparan bien en origen son redifundidas con el sesgo original u orientación ideológica de la fuente básica. No olvidemos que la práctica totalidad de los Media se alimentan de noticias que capturan de agencias mundiales (Europa Press, Associated Press, EFE, Reuters, RT, etc.), motivo por el que el hecho de disponer de una agencia de noticias catalana propia y enfocada a promover un clima favorable al independentismo y sus autores fue y es una estrategia descomunal en su planteamiento e intencionalidad manipuladora.

En este contexto, las logias deben estar contentas, puesto que han dejado inmaculados a ERC y a su presidenciable Oriol Junqueras –masonería pura-, habida cuenta de que el asunto se había complicado más de lo previsto. Así, haciendo ver que Mas se dedicará a reconstituir o reinventar CDC –inútil tarea, aunque el espacio sociológico catalanista existe y alguien lo ha de cubrir-, se ha dejado el camino expedito para cuatro años de más combate contra el Estado, enfrentamiento que ya se ha previsto que desgaste a Puigdemont y a su gobierno inminente que será el que habrá de aplicar el calendario vertiginoso de presunta construcción de una república catalana y que, por tanto, se batirá el cobre con la legislación constitucional y con casi toda España.

A ver qué nos depara el libro de ruta de los hijos de la viuda para los inmediatos tiempos venideros, ya que de momento han mostrado siempre ‘discretamente’ o ‘en secreto’ sus habilidades(*) para imponerse al interés general, desvertebrando y enfrentando a quién y lo que haga falta para alcanzar sus objetivos de poder merced a poner huevos en todas las cestas(**).

De momento, los inductores de este desaguisado, visibles o camuflados,  se han pasado por el forro los procedimientos y plazos legales para proceder al nombramiento de  nuevo presidente, han destrozado temporalmente Cataluña, tienen la gobernación de España en modo ‘alarma’, y han conseguido que la Unión Europea se desmorone a través de la inmigración invasiva tercermundista que, como vemos, nos va a diezmar.

¿No lo ve todo esto la población autóctona? Es más: ¿por qué no hablan de ello el PP y Ciudadanos? ¿Acaso están contaminados por la misma secta?

 

(*) Por si alguien quiere recordar los resultados y valores de las elecciones del 27-S: PULSE AQUÍ

(**) La “sospecha” de que la masonería está tomando el poder en España y que, a través del control de los dos grandes partidos, pretende imponer un modelo concreto de sociedad, incluyendo las reformas constitucionales necesarias para cambiar el actual modelo de Estado por uno de corte Federal, son muy sólidas.  También sería la explicación principal, aunque no la única, de la fuerte resistencia a Rajoy que están desplegando en el PP personas como Aznar, Esperanza Aguirre y otros muchos en un grupo que investiga y analiza intensamente, en estos momentos, los orígenes y motivos de los rotundos cambios de orientación y de principios impuestos por Rajoy dentro del PP.

Si fuera cierto que la sociedad masónica orienta y controla ya las estrategias de los dos principales partidos políticos españoles, el PSOE y el PP, ese dato tendría un peso determinante en el futuro de España como país y marcará de manera indeleble el porvenir de la sociedad española, de su economía, cultura y convivencia.