El puñetazo al presidente del Gobierno Español, y su tratamiento periodístico según la secta a la que se pertenece

elecciones_20D-agresion_a_Mariano_Rajoy_MDSIMA20151216_0649_13

Los periódicos y programas audiovisuales de radio o televisión han mostrado su talante identificador de lo que los mueve a sesgar manipuladamente o a plantear con honradez el inaceptable ataque al más alto representante elegido por el Pueblo español: el Presidente del Gobierno, Don Mariano Rajoy Brey.   Da igual que el puñetazo lo hubiera recibido el ladrón catalán por antonomasia –tan a menudo frágilmente al alcance de cualquier vengador que lo pudiera haber hecho trizas a él, a su esposa o a sus hijos-, o al gran memo que antecedió al actual presidente español, y a tantos y tantos otros cargos públicos y semipúblicos, delincuentes de cuello blanco o demás miserables del saqueo y el delito económico o social. Pegarle un tremendo puñetazo en la sien a traición a un hombre de sesenta años que además representa  a 47 millones de personas (guste o no; cómo a algunos no nos gusta que nos represente una alcaldesa o un presidente regional o autonómico, en un momento dado) es una cabronada y un acto vil, además de un intento de Magnicidio, un delito tipificado y castigado severamente que el ‘menor’ debe purgar entre enculada y enculada entre rejas. A ver si se le acaban las ganas de, además, vanagloriarse de lo que ha cometido, según se ha contemplado cuándo la Policía lo introducía detenido en el coche y el se vanagloriaba de que estaba “muy contento de haberlo hecho”, mientras unos cabritos del mismo palo del agresor lo aplaudían. [Nota: ¿han detenido a alguno?; respuesta… NO].

DIANAPP[1]Pero lo más repugnante es haber leído o escuchado/visto que algunos medios de comunicación han hecho hincapié en que el desgraciado psicópata ese es ‘solamente’ un hooligan del grupo ultra Mocidade Granate, del Pontevedra Fútbol Club, en lugar de tildarlo de un fanático de extrema izquierda, secesionista (gallego, esta vez) miembro del antisistema grupo radical de izquierda independentista Galiza Ceive, uno de los movimientos que dio origen al Bloque nacionalista Gallego (BNG). Es más, en su página de Facebook, el tipo de marras reproduce un logo del grupo terrorista Resistencia Galega con un fusil cruzado, además de dar caña sin ton ni son al ¡sionismo!  Pero, eso sí, es un miembro de ‘una respetable familia’ pontevedresa; aunque fue expulsado de colegios de élite por su ya más que evidente desequilibrio mental y afición violenta.

Hablando claro: el mierda del que hablamos es fruto inequívoco de la presión propagandística que ejerce el secesionismo y, sobre todo, la ultraizquierda que desde la era zapatética se envalentonó y se autootorgó el marchamo de única garante de la verdad, la justicia y la (reescritura de) la Historia, con las memorias históricas, causas generales garzonitas, y demás basura de cheka y ‘paseíllo’ miliciano de madrugada. Puro rencor, revanchismo y odio en las entrañas, que las nuevas generaciones de adolescentes absorben, digieren y metabolizan como la norma estándar de convivencia.

Más claro todavía: el tarado autor del ataque parece que lo había premeditado todo con alevosía y nocturnidad, mientras era jalonado y espoleado por el resto de la escoria de su círculo social que le whatsappeaban con un cuasi yihadista “Capi, mátalo. Los pulgares en los ojos y escúpele en las cuencas”, habida cuenta de que el objetivo era vengar que Rajoy tiene dos sueldos [sic] y él ninguno.

images (25)Ya saben que el susodicho detritus social era consumidor de cánnabis hasta hace dos meses y en la actualidad está en tratamiento con ansiolíticos… a sus diecisiete años -¿menor?- y adicto a los símbolos de guerra de los independentistas vascos o catalanes; que si una ikurriña por aquí, que si una bandera gallega con la estrella de cinco puntas de las narices por allí… Todo puro magma de odio y de totalitarismo de corte marxista (leninista, estalinista, maoísta… puro residuo del terror) que como a nadie bien instruido se le escapa, Marx, Engels y los revolucionarios soviéticos abogaban sin remilgos por hacer la revolución mediante la violencia.

Da igual que el abogado del menor, Jorge Cubela, haya asegurado que los padres del joven están avergonzados por esta acción y hayan rechazado que exista algún tipo de motivación política en sus actos; y que  el letrado haya destacado que los progenitores del niñato ‘son gente honrada y trabajadora, gente de bien de Pontevedra a las que está sobrepasando esta situación’. Da lo mismo que Cubela haya asegurado que el joven ‘no está vinculado a ningún partido político, ni a ninguna organización de ningún tipo’, por lo que ha descartado que el ataque tenga algún tipo de motivación política, informa la agencia Efe (¡cómo no!).

La realidad es que sí que era simpatizante de Podemos y las ‘mareas’ (marcas blancas de Pablo Iglesias y su banda en Galicia), a la vez que los mensajes explícitos o implícitos de su Twitter y demás artefactos lo sitúan en el ámbito de la extrema izquierda y descarga (1)las fuerzas independentistas límite, también ultras del marxismo o del anarquismo que alimentan a las ratas que en situación normal simplemente se colocarían con porros, con rayas o con pastillas; pero que influidos por los pablosiglesias o los bieiras de turno, y mimetizando a otros coetáneos catalanes o vascos reventándolo todo sin que nadie les pare los pies ‘jugando’ a (y comiendo de) la Política, deciden tomar el atajo de la violencia directa para hacer méritos, de momento en un primer peldaño de intensidad (los siguientes son apuñalar, disparar una bala o colocar una bomba… ¡poca broma!).

De ahí que sorprenda la ‘bondad’ de empanada gallega de berberechos  Rajoy y su ‘no ha pasado nada’. Quizás a él no, pero a los ciudadanos que pagamos impuestos y todavía conservamos un mínimo nivel de patriotismo, dignidad y sentido del honor no nos gusta que hieran a nuestro presidente del gobierno [¡aunque sea él y no la hayamos votado nunca!], al igual que no queremos que se quemen banderas españolas, se silbe el himno o al Rey, o se veje todo símbolo de nuestra Nación.

Señor Rajoy: no relativice más lo que sucede en España. Le habrá ido bien este golpe a su sien (para que el votante empatice con Usted y el PP), pero no olvide que para la ciudadanía esta reacción ante el tortazo que le ha dado un paisano suyo (que podría ser su nieto y es medio pariente) es un síntoma más de que su flema de registrador de la propiedad, en estos momentos, no procede. ¡Póngase las pilas de una vez; caramba!  A ver, para que lo entienda y no se configure un nuevo Frente Popular cómo en 1936-1939 [que están en ello].

  • Machaque el extremismo de extrema izquierda y el de corte anarquista –el de extrema derecha, hace decenios que lo neutralizaron para que no les creciera ‘competencia’ electoral, mientras los socialistas sí dejaban flotar a los comunistas y ahora colocan a los neocomunistas podemitas en lugares de poder de primer orden.
  • Neutralice de una vez por todas el golpe de Estado perpetrado por el independentismo catalán (al que seguirá el vasco, en breve). Use la Ley. Aplíquela con todas las consecuencias. Ellos están en guerra contra España. ¿No lo ve?
  • Dé órdenes para que la Judicatura empitone a toda la familia Pujol y a sus cómplices, quizás Artur Mas entre ellos. A fin de cuentas ya sabemos lo de sus martingalas económicas barcenianas en el PP… ¿O es que hay más?
  • Y por último: No permita que se vilipendie a España de la manera con la que algunos se han tomado la libertad de escarnecerla y reventarle las costuras. Se le paga para impedirlo.

hkbuuyvhAh. El ‘menor’ Andrés V.F. que lo ha zurrado, merece un castigo ejemplarizante. No vaya a suceder que todavía se erija en un  héroe popular y se abra la veda de la caza al adversario/enemigo. Porque, en el caso de que fuera así, avísenos para estar preparados para otro episodio de ‘las dos Españas’ en combate. No estamos tan lejos de ello, sobre todo si el 20D el comunismo (con sus distintas fórmulas locales) accede al poder acoplado al socialismo.

No nos jorobe. ¡Actúe!