A Pablo Iglesias, ¿por qué NO se le puede votar ni a él ni a las listas contaminadas por Podemos? ¿Sabe lo que nos jugamos?

NO SE PIERDA EL VÍDEO QUE LE PROPORCIONAMOS -PRIMERA LÍNEA DE ABAJO-, Y REENVÍELO A LAS PERSONAS QUE QUIERE

pablo-iglesias560x280Examinado el vídeo colaborativo ‘Por la boca muere el pez’: PULSE AQUÍ,  realizado por los argonautas del blog de Santiago González, como ‘homenaje’ a las contradicciones de Podemos y en especial a las declaraciones inadmisibles de Pablo Iglesias, como respuesta a su ‘NO OLVIDEN’ citado en el debate político en Antena3 con Albert Rivera, de Ciudadanos, con motivo de las Elecciones Generales de España del 20 de diciembre de 2015, no queda más remedio que divulgarlo para que la ciudadanía española, y especialmente nuestros Lectores y sus familiares y allegados sepan exactamente qué apoyan y consienten si votan a Podemos y todas sus formaciones camufladas.

Llenas de odio, revanchismo y sectarismo potencialmente totalitario, de corte soviético, las huestes de Pablo Iglesias y su círculo inmediato de afectos a la causa destilan una peligrosa llamada revolucionaria que puede transformarse en hechos cargados de violencia callejera, primero, o de diversas gradaciones de golpismo en la línea de sus admirados bolivarianos chavistas.

El comunismo de Podemos, que ha fagocitado el de la hasta ahora superviviente Izquierda Unida heredera del Partido Comunista de España (y el PSUC) y que ha mutado sus marcas por todas partes y en toda ocasión, es una amalgama que sededelpsucenbarcelona1936a1939conglomera lo peor de la izquierda que va desde la del PSOE más irredenta a la extremísima posición estalinista que, si pudiera, repetiría los episodios sanguinarios que llevó a cabo por todo el mundo desde la revolución en Rusia de 1917, y en España en la década de los años 30 en los que se volvieron locos y excitaron tanto a las masas que éstas salieron a la calle para ajusticiar a sus enemigos de clase o de orientación ideológica o religiosa, circunstancia que junto con los intentos unilaterales del independentismo catalán movieron a los sectores perjudicados a pedir auxilio al Ejército que conociendo el objetivo final de la II República en manos de las izquierdas y sus grupúsculos más tenebrosos, que España entraría en la órbita de la Unión Soviética y se satelizara convenientemente al efecto, llevó a cabo un levantamiento  militar que desembocó en la Guerra Civil.

Es por esta circunstancia de que existan los precedentes que se repiten y se ven a primera vista de alianzas entre socialistas, comunistas y secesionistas, y por el hecho palpable de que España se está desvertebrando y va camino de diluirse entre las alcaldes-170915tensiones internas derecha-izquierda y las del Estado vs Cataluña y País Vasco, que conviene no dejar pasar ni una a Podemos, vigilar de cerca de al PSOE como ejemplo exacto de voto a gente que ha traicionado a sus bases socialdemócratas civilizadas al haber entregado los ayuntamientos de las principales ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Coruña, Cádiz, etc.) a revolucionarios agazapados que obedecen consignas emanadas directamente del bolivarismo y el chiísmo del que se ha alimentado Podemos y le ha permitido despegar y darse a conocer con muchos más medios que los otros partidos radicales de izquierdas o de derechas, como Vox, que no recibían ni un céntimo de terceros inconfesables.

Por este motivo, conviene leer el texto que sigue, de ‘La Puntilla’ que Salvador Sostres narró en el programa Herrera en COPE:

…………..

No vayamos a ser nosotros más tontos que los venezolanos. No queramos nosotros pasar por lo que ellos están pasando para darnos cuenta de lo que por otra parte es obvio, y es que la extrema izquierda es una ruina política, económica y moral que destruye a las personas y a las sociedades.

Chávez no empezó siendo descaradamente Chávez, y se valió de un discurso modulado para alcanzar el poder. Pilló por sorpresa a muchos venezolanos de bien, que tuvieron que huir cuando comprobaron la brutalidad del régimen, y eso los que estuvieron a tiempo.

No vayamos a ser venezolanos. No miremos a Venezuela con lejana arrogancia sino como el inminente peligro de lo que podría pasarnos. No pensemos que lo que nos llega de Venezuela, en España no podría pasarnos, porque en nuestro país, dentro de 13 días, van a presentarse a las elecciones los discípulos y asesores de Nicolás Maduro y de Hugo Chávez.

El peligro acecha, como siempre que buscamos soluciones fáciles. Pablo Escobar, en sus discursos políticos, también hablaba de la casta y la enfrentaba con los pobres a los que decía defender. Pablo Escobar, para ganarse el favor de la masa ignorante, también prometía un mundo de abundancia a los más desfavorecidos, con la diferencia positiva sobre Pablo Iglesias de que como mínimo Escobar pagaba algo, por muy criminal que fuera el origen de su dinero.

No vayamos a ser venezolanos. No vayamos a ser colombianos. No vayamos a ser cubanos. El júbilo de esta mañana en Venezuela podría ser nuestra agonía dentro de dos semanas si nos equivocamos. No existen las soluciones fáciles. No existen las pócimas milagreras. No existe nada que no sea el esfuerzo diario, la perseverancia, la compasión y el talento.

Todo lo demás son promesas falsas que cuestan mucha miseria desmentir, y mucha sangre derramada. No vayamos a tener que comprobarlo.

 ……………….

Que nadie se llame a engaño, si Podemos consigue un buen resultado es debido a que o la población española está desorientada y desinformada [harto posible] y de las consecuencias que semejante desvarío conlleva, o porque realmente existe el ansia revolucionaria debida a la crisis fruto del desempleo (un  47% de paro juvenil son votos a Podemos, directamente), la precariedad laboral y la maldita corrupción predadora de tantos y tantos políticos y otros delincuentes próximos al poder… ¡de todos los partidos con acceso al dinero o a la influencia a la hora de otorgar permisos, recalificaciones o prebendas mil!

Se acerca el día 20  de diciembre de 2015, jornada de elecciones al Parlamento de España y al Senado de España. Esto va en serio.

14499244884486

Juan Carlos Girauta, nº 1 por Barcelona y peso pesado de C’s

Sin duda, el bipartidismo PP/PSOE debe sufrir un correctivo importante para que tenga que avenirse a pactar y gobernar u opositar con grandeza, honradez y sabiduría, pero la pregunta es: a escala estatal, ¿a quién votar que realmente esté limpio de polvo y paja putrefacta? Excepto el PNV a escala autonómica (Bildu viene con el pecado original de fábrica, aunque de robar, que se sepa, nada de nada) y el incipiente boom de Ciudadanos, que con su calculada centralidad y buenas maneras se ha convertido en más que imprescindibles en estos crispados y cainitas tiempos que corren, al resto de propuestas no hace falta ni darles agua. Pues la única opción más allá del PP, Vox, ya se han ocupado los populares de castrarla desde que nació, cuando deberían haberla dejado respirar para cubrir los espacios que Podemos ocupa en el espectro del bando contrario.

Así que lo que se nos viene encima el 20D es una ecuación compleja pero fácil de entender:

Más de lo mismo, aunque con tintes de regeneración y cambio de actitud a mejor = Partido Popular.

Izquierda civilizada y homologable, aunque con el peligro de que cometan nuevos encumbramientos a favor de fenómenos paranormales cómo Carmene-Colau-Kichi, etc.= PSOE

Aire fresco y necesario para oxigenarlo todo; aunque se pueda considerar, en parte, por su bisoñez, un placebo, seguro que alivia o cura = Ciudadanos.

Ganas de liarla parda y entrar en una vertiginosa espiral de terror revanchista y totalitario = Podemos

Corrupción, miseria moral y alta traición a la Ley y a España –en Cataluña- = Democràcia i llibertat, la enésima marca electoral de Artur Mas y su banda convergente; y Esquerra Republicana de Catalunya, con su quinqui al frente.

El resto: Pérdida de tiempo y de votos.