La segunda vuelta de las elecciones regionales francesas del domingo 13 ¿unirá contra natura al PSF y a los Republicanos (ex UMP) para expulsar al FN?

1287600713_0

Disturbios en los banlieues parisinos, en 2005

Cuando en la manifestación que tuvo lugar tras el atentado de Charlie Hebdo, la ‘unidad republicana’ –socialistas y UMP- excluyó ignominiosamente al Front National, utilizando tópicos y consignas fracasadas para justificarse (multiculturalidad, yihadismo no es islam/ismo, integración, mano tendida hacia las cimitarras… o el definitivo ‘el FN es fascista o nazi’), el bipartidista régimen político francés hizo el segundo movimiento hacia su suicidio, siendo el primero la inacción producto del shock en la que cayó tras la intifada interna de 2005 de los disturbios en las periferias de París y otras ciudades, en los que el gobierno francés claudicó ante los atacantes, en lugar de aplicar contundentemente las leyes y la fuerza; germen en el que creció el envalentonado y hostil clima antifrancés que emana de la comunidad musulmana interna y recién llegada; y dentro de él el terrorismo.

Pero resulta que la población francesa no islámica –que incluye a muchos no étnicamente europeos procedentes de las colonias de todo el planeta, sea Indochina, islas del Pacífico o del Caribe, todos ellos perfectamente integrados y tan ‘franceses’ como los demás- ha entendido de una vez que hoy por express-maree-fn-2-decembre-hoy el Front National es la única fuerza política con entidad suficiente, decisión y programa para regenerar la Quinta República; y por ello, y a pesar del vergonzoso ‘cordón sanitario’ anti FN tendido por los Media, dicha población responde, al menos en su mitad, a favor de los candidatos que lidera Marine Le Pen ante las urnas. ¡Es que hablamos de casi la mitad de los franceses!, teniendo en cuenta que la otra mitad acoge los votos de mucha población inmigrante de origen musulmán, colectivo del que en Francia son ciudadanos con derecho a voto cinco de los más de ¡seis! millones de los practicantes identificados con dicha religión: inmigrantes, nativos, provenientes de las excolonias, sobre todo magrebíes, y otros individuos que aunque son franceses desde hace muchísimas generaciones, su voto, si votan, lo proyectan directa y exclusivamente a favor del partido socialista; por cuyo motivo existe un vicio innato en la lectura de los resultados, ya que no solamente no es que no voten FN o UMP (ahora Les Republicains) sino que lo hacen por Hollande, Valls y su amalgama mundialista, de la que dábamos buena cuenta hace dos días en SELECTO*DIGITAL.

Así que, desde España, en defensa y apoyo solidario a la política del estigmatizado Front National, desde nuestras propias trincheras de resistencia, cabe decir que dicho partido es la última muralla tras la que se refugia la ciudadanía francesa para cerrar el paso a ¡toda! la invasión migratoria y la burocracia acéfala ‘europea’ que la facilita, casta funcionarial que además ha usurpado la identidad de los estados y dicta leyes, directivas, normas y reglamentos que convierten al país vecino y al resto de los de la U.E., como España, en marionetas de los grupos de poder y víctimas de los clanes predadores cuya finalidad es expoliar y saquear a la población autóctona, sus industrias, su comercio, sus finanzas y sus posesiones, a la vez que someten a sus gobiernos locales a los designios de planes perfectamente trazados para alcanzar un nuevo orden mundial en breve plazo, diluyendo Europa y lo que supone para la Humanidad.

Pourquoi-le-Front-national-s-est-hisse-en-tete_article_popinEs por esta circunstancia que el Front National, aunque vencerá el 13D  merced a sus aires renovadores y a su discurso casi indiscutible, dado que el sistema electoral a dos vueltas hasta ahora garantiza que de no tener mayoría absoluta en la primera vuelta –como sucedió el 6D-, la unión republicana (suma de los votos de la derecha liberal y de la izquierda socialista) sí la obtendrá en la segunda vuelta de dicho 13D, puesto que conseguirá los escaños suficientes para lograr la mayoría simple, y en consecuencia expulsará al FN de todas las regiones en dónde éste no gane por mayoría absoluta. Es más, aunque gane en ellas en votos/escaños por mayoría simple y moralmente sea el vencedor, igualmente lo excluirán de las opciones de gobierno. Manuel Valls ya ‘ha liberado’ a sus votantes socialistas para que depositen su papeleta por Sarkozy allí dónde el PF es tercera fuerza según los resultados de hace una semana. Objetivo: neutralizar al FN.

Y nadie dirá nada en el resto de la ‘democrática’ Europa respecto a ese atropello;  pero ¿hasta cuándo?, habida cuenta de que la República Francesa no podrá aguantar durante mucho tiempo la falta de soluciones y que apenas se puede camuflar el constante recurso a los tópicos fracasados y la política de la avestruz (o traidora) resultado de la derecha ‘liberal’ y la izquierda ‘progresista’, que son los únicos responsables de la crisis irreversible que se ha apoderado de Francia, los mismos culpables de la ruina de España(*).

En consecuencia, en estos momentos en los que el contagio francés ha impregnado a los ambientes islamistas de nuestro país, es preciso comprender bien lo que ha ocurrido en Francia (el fracaso de la multiculturalidad, de las políticas de integración y de la mano tendida al islamismo; junto a la demoledora invasión externa) para así anticiparse a la evolución del fenómeno del aumento del terrorismo islamista en Europa y al de la islamización de las demás sociedades europeas.

valls-islamExcepto que se sea un sectario, dogmático o fanático de alguna causa contraria a la Libertad u oculta a la Justicia, es fácil entender que ante la ofensiva del islamismo radical, es la respuesta del Front National (la regeneración de la sociedad francesa y el replanteamiento de la Unión Europea y de su sistema de alianzas) lo que puede servirnos de inspiración y con lo que debemos ser solidarios explícitos y defender a ultranza a base de divulgar y transmitir el mensaje disidente y autodefensivo a nuestros círculos familiares y amigables, o vía Redes Sociales o  medios de comunicación de la sociedad española noble y patriota –extrapólese a ‘patriota europea’-; contando con que procede analizar la posición de dicho FN, a la vez que se intensifica el seguimiento y conocimiento de su línea política y se facilita el avance de esta formación política alternativa, regeneracionista e identitaria, dado que con ello se está marcando el camino para una nueva orientación política en todo el continente europeo a favor de nuestros intereses nativos, nuestra Historia y nuestra población original; a la vez que se protegen nuestras vidas y la de nuestras familias y bienes de los ataques violentos actuales y de los que vendrán desde el fanatismo de base islamista que invade y viola nuestra convivencia y paz social.

En definitiva. No todos los musulmanes de Francia apoyan la lucha armada y no todos los residentes de los barrios marginales recurren a la violencia; o en todo caso estamos hablando de ínfimas minorías. De la misma manera que no todos los franceses apoyan las acciones de su gobierno en el extranjero ni votan a la UMP o al PSF; pero sí todos los grandes problemas de seguridad que sufre Occidente proceden del mismo origen.

votePor tanto, este segundo domingo de diciembre de 2015, en Francia sigue existiendo la posibilidad de dar soporte a una opción revulsiva contra el statu quo actual; una elección a favor de un partido concreto que la mitad de la sociedad francesa define como el correcto y adecuado para dirigir esta terrible coyuntura casi estructural en Francia ahora, elección que convendría mimetizar en el conjunto europeo en próximas citas electorales; porque, que se sepa, ni uno de los partidos españoles en liza, ¡¡¡ni uno!!! se preocupa de este asunto de la inmigración extracomunitaria afroasiática, y de ella la islamista y sus derivadas violentas; lo que nos obliga a pensar en ¿cómo se explica semejante dejación de responsabilidades, si no es porque alguien da órdenes desde algún sitio oculto para que ese género no se toque?

Estemos ojo avizor. De esta última elección del domingo 13D puede depender el futuro de nuestra sociedad tan polarizada, que equipara agravios con agravios, y  muertos con muertos como si se tratara de acumular puntos en una atroz competencia en la que entra incluso en juego atacar publicaciones por sus caricaturas u opiniones, o masacrar seres humanos en trenes o discotecas, mientras que los partidos del stablishment no se dan por enterados y repelen tratar el tema: la invasión estracomunitaria afroasiática islamista.

Si no se permite que quien gane en Francia el 13D gobierne en dónde corresponda y así que cambie la situación… que Dios nos proteja.

 

descarga (4)(*) En nuestro país no existe un partido ni una oferta ideológica homologable al FN francés, así que la ‘tercera vía’ para romper el bipartidismo emana de Ciudadanos y su discurso suave –en estos momentos muy necesario, ya que la olla a presión puede estallar-; puesto que las soflamas extremistas de Podemos responden a un ‘quítate tú pa ponerme yo’ contra Izquierda Unida y la amalgama de PC’s y demás hierbas comunistas con el reloj parado que todavía sobreviven por ahí.