La perversión intencional basada en el mal uso de los términos y adjetivos incorrectos en el lenguaje y metalenguaje político

Chirría escuchar o leer continuamente la retahíla de nombres con los que se identifican, acertada o erróneamente, todos las variables relacionadas con el amor, apego y sentido de pertenencia a un territorio y su idioma, su cultura, sus atributos etnosociales y demás lícitos efectos indentitarios que configuran una personalidad dentro del magma global de la Humanidad… y más ahora que la multiculturalidad, el mestizaje racial y la demolición de las fronteras y la aparición y uso de los Media planetarios e Internet han terminado con cualquier atisbo de anclaje del ser humano a un patrón referencial local, digamos que la Patria.

carajal identitarioPara que se entienda bien este asunto, debe tenerse en cuenta que en estos momentos en España se vive una escalofriante colisión social entre una Nación, un estado soberano llamado Reino de España, y una región como Cataluña compuesta por cuatro provincias, elevada a la categoría de comunidad autónoma y ‘nacionalidad’ merced a los cambalaches y cambios de cromos [de la escuela del ‘nos nos pisemos la manguera’] fruto de la transición entre el régimen emanado de los vencedores de la Guerra Civil, el Franquismo en sí, hasta arribar a la democracia constitucional que más bien que mal nos ha proporcionado 38 años de sosiego, progreso y encaje mundial.

Por dicho motivo, e es necesario profundizar en tres factores que definen con exactitud el statu quo actual y las falaces trampas se nos tienden y que llevan implícita como arma psicológica esencial la mala utilización de sustantivos, adjetivos o verbos erróneos a la hora de manipular a las masas y doblegarlas ante el neolenguaje orwelliano preparado para que nadie sepa qué significa lo que dice ni lo que oye o escucha.

Los tres factores aludidos que tanto daño causan a la convivencia y a la Libertad son:

  1. Se ridiculiza el concepto nación, adjudicándolo a lo que no lo es y negándolo a lo que sí. Cataluña vs España; o País Vasco vs España, por ejemplo, a la vez que se eleva el listón y se obliga a contemplar la Unión Europea de los burócratas y tramposos cómo el ‘hogar común’ que se ha querer, respetar y defender.

  2. Se lamina y zahiere el concepto y el uso del concepto de Patria como arquetipo emocional de identidad y de arraigo social, vinculándolo a otros desvíos patrioteros o de baja estofa radical y fanática pensados para abortar el amor al país en el que se ha nacido y habitaron los predecesores familiares durante generaciones.

  3. Se conglomera capciosamente todo lo que emana de la defensa de los valores y creencias propias, del territorio común y de sus leyes, y de las referencias culturales y religiosas rebajándolo todo a la categoría de reacción carca, fascista, nazi –reducto at hitlerium– o lo que convenga en cada caso, sobre todo si lleva el sufijo ‘fobo’.

    diada3_270x250Por estos argumentos, habida cuenta de que puede ser inminente una rotura y desaparición de España a través de las prácticas del neo Frente Popular de los comunistas, parte de los socialistas y el anarquismo antisistema, juntamente con los acelerados nacionalismos vasco y catalán, es más que necesario que el Lector, en suma, ciudadano noble y honrado sepa de qué se trata cuándo alguien juega arteramente con las palabras.

    Véase a continuación un breve glosario que identifica las voces más usadas por la ‘policía del pensamiento’ y sus esbirros para confundir a la gente y abrevarla mentalmente en comederos de estupidez y de ausencia de criterio y coraje defensivo; confusión que es la primera estrategia de la propaganda para desarmar al adversario, contrincante o enemigo cuando se combate.

    La lista se basa en las definiciones del Diccionario de la Real Academia Española y se han elegido por su más que habitual presencia en artículos, debates, ‘tertulias’ o documentos políticos. Y son:

.:.

provincialismo.

1. m. Predilección que generalmente se da a los usos, producciones, etc., de la provincia en que se ha nacido.

  1. m. Voz o giro que únicamente tiene uso en una provincia o comarca de un país o nación.

regionalismo.

1. m. Tendencia o doctrina política según la cual en el gobierno de un Estado debe atenderse especialmente al modo de ser y a las aspiraciones de cada región.

  1. m. Amor o apego a determinada región de un Estado y a las cosas pertenecientes a ella.

catalanismo.

(De catalán).

1. m. Locución, giro o modo de hablar propio de los catalanes.

  1. m. Amor o apego a las cosas características o típicas de Cataluña.

nacionalismo.

1. m. Apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto le pertenece.

2. m. Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas.

  1. m. Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a tener una cierta independencia en sus órganos rectores.

patriotismo.

1. m. Amor a la patria.

  1. m. Sentimiento y conducta propios del patriota.

patria.

(Del lat. patrĭa).

1. f. Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.

2. f. Lugar, ciudad o país en que se ha nacido.

patriota.

(Del gr. πατριώτης, compatriota).

1. com. Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.

patriotero, ra.

  1. adj. Coloq. Que alardea excesiva e inoportunamente de patriotismo.

etnocentrismo.

  1. m. Antrop. Tendencia emocional que hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar los comportamientos de otros grupos, razas o sociedades.

xenofobia.

(De xeno- y fobia).

  1. f. Odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros.

1. adj. Coloq. Que alardea excesiva e inoportunamente de patriotismo.

racismo.

1. m. Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros.

2. m. Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior.

nazi.

(Del al. Nazi, y este acort. De Nationalsozialist, nacionalsocialista).

1. adj. Perteneciente o relativo al nacionalsocialismo.

  1. adj. Partidario del nacionalsocialismo.

nacionalsocialismo (nazismo).

(Del al. Nationalsozialismus).

1. m. Movimiento político y social del Tercer Reich alemán, de carácter pangermanista, fascista y antisemita.

fascismo.

(Del it. fascismo).

1. m. Movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en Italia, por iniciativa de Benito Mussolini, después de la Primera Guerra Mundial y doctrina de este partido italiano y de similares en otros países.

socialismo.

1. m. Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes.

2. m. Movimiento político que intenta establecer, con diversos matices, este sistema.

  1. m. Teoría filosófica y política del filósofo alemán Karl Marx, que desarrolla y radicaliza los principios del socialismo.

comunismo.

(De común).

1. m. Doctrina que propugna una organización social en que los bienes son propiedad común.

2. m. Doctrina formulada por Karl Marx y Friedrich Engels, teóricos socialistas alemanes del siglo XIX, y desarrollada y realizada por Lenin, revolucionario ruso de principio del siglo XX, y sus continuadores, que interpreta la historia como lucha de clases regida por el materialismo histórico o dialéctico, que conducirá, tras la dictadura del proletariado, a una sociedad sin clases ni propiedad privada de los medios de producción, de la que haya desaparecido el Estado.

3. m. Movimiento político inspirado en esta doctrina.

Identitario (no aceptado por el DRAE)

Es una palabra bien formada a partir de identidad y es válido su uso, pues tiene que ver con la identidad y el sentimiento de pertenencia; siendo una adaptación del galicismo Identitaire, un término muy empleado basado en una nueva necesidad de representar un sentimiento a favor de lo propio en contraposición de lo ajeno e invasivo. Nota: en Google, en español aparecen 504.000 referencias a la palabra identitario; y en francés ¡2.540.000! de identitaire.

images (17)