Los emigrantes y refugiados provenientes de la África musulmana no han de venir a Europa, han de ir a los países árabes multimillonarios

 

syrian-migrants-walk-along-a-railway-track-to-cross-the-serbian-border-with-hungary-near-the-village-of-horgos

Lllegando a Hungría desde Serbia

El chantaje emocional y la cocción psicológica que se ejerce insistentemente contra la población autóctona europea para que acepte mansamente la invasión de millones de seres exógenos a su sociedad cultural, escala de valores, raíz religiosa cristiana, alfabeto y organización social respetuosa con las libertades y la democracia es tan monstruoso y excesivo que no podemos resistir por más tiempo que nos impongan la llegada, acomodación, protección y ayuda económica a los cientos de miles de seres humanos que ‘huyen’ de sus países por motivos económicos, bélicos… o por escaparse de la justicia en su condición de delincuentes (asesinos, mercenarios, violadores, torturadores, genocidas y demás lindezas relacionadas con el nivel de salvajismo propio de muchas etnias y tribus subdesarrolladas de Asia y de África).

150828031212_sp_austria_dead_migrants_624x351_reuters_nocredit

El camión de la muerte. 71 seres humanos asesinados

Como que hoy no toca hablar de nuestra propia purria del Este de Europa (Bulgaria, Rumanía, Albania, Kosovo, Macedonia) y sus peculiaridades, ni de sus vecinos ya asiáticos de las tropecientas partes del mapa que acaban con el sufijo ‘están’, que no olvidemos que tienen una moral y una decencia alejada de nuestros estándares de convivencia, como demuestra -entre otros muchos ejemplos- que los conductores de los dos camiones en los que se transportaban emigrantes ilegales (sí el de los 71 asesinados abandonados encerrados dentro a 45 grados y sin respiración) estaban conducidos por búlgaros, rumanos y afganos a las órdenes de mafias de esos mismos orígenes o de ¡los países en conflicto que nos envían a su gente!; sí, no ponga esta cara, amable Lector, las bandas organizadas que montan el tráfico ilegal de seres humanos mediante los viajes por tierra o por mar, en los que fallecen cruelmente miles de ellos, son originarias de los mismos países de los que parten esos desgraciados, como eran árabes los que secuestraban esclavos negros en África para venderlos a traficantes europeos.

hungria_inmigrantes_gf1.jpg_1813825294Así que, alguien tiene que aclarar a la ciudadanía española (y por extensión a la del resto de la U.E. receptora de inmigración descontrolada) que, por mucho que nos enseñen las imágenes preparadas y manipuladas de mujeres, niños y hombres colándose por debajo de alambradas con concertinas en la frontera entre Serbia y Hungría, o en otras: ¡la culpa no es nuestra!; y qué no tenemos por qué asumir que aquí cabe todo el planeta y que le hemos de dar de comer, cuidar, alojar y educar. No es nuestro problema; cómo no lo es que se desplacen de la misma manera los otros cientos de miles de asiáticos provenientes de Pakistán o de Bangla Desh que pululan por nuestras ciudades y pueblos.

rover2

Carrocería en oro

Seamos claros y bajen del guindo: Las migraciones musulmanas norteafricanas de origen magrebí y árabe han de ir a pedir asilo político a sus hermanos de fé y de religión que tienen recursos que dilapidan cómo nadie lo hace en el mundo: Arabia Saudí y el resto de emiratos y sultanatos petroleros del Golfo. Allí han de ir los sirios y los otros colectivos ‘hermanos’ que solicitan ayuda, momento que podría aprovecharse para que los multimillonarios estados de la zona cambiaran a sus actuales restos de trabajadores indios, bangladeshianos, etíopes, yemeníes, bengalíes, filipinos, paquistaníes, sudaníes y nacionales de otros países similares por ser vecinos muy próximos y parecidos -excepto en cuestiones de dinero- como los citados sirios o libios… y quizás los marroquíes o subsaharianos, para que no nos vengan a un continente homogéneo como Europa, en el que no se adaptan, al que crean problemas y al que a la que pueden atacan, sea desde los casos menores como el de Salou o se trate de atentados terroristas islamistas indiscriminados por todo la Unión Europea. Nota: la U.E. Está en el nivel 3 (sobre 4) de alarma inminente de un gran ataque terrorista de origen islamista.

images-cms-image-000000807

Trabajadores bengalís en Dubai

Así qué aunque Arabía Saudí y los emiratos y sultanatos petroleros colindantes ya iniciaron un plan de deportaciones en masa hace tres años, con lo que ha conseguido expulsar a más de dos millones de trabajadores (medio esclavizados, por cierto), con el propósito de que ‘sus’ nacionales -de los rangos y estratos más bajos de aquella sociedad- tengan trabajo -hay un 6% de paro- ¡solo un seis!, todavía les corresponde mostrar un acto de generosidad coránica y humanitaria acogiendo la avalancha de gente que va a un destino equivocado: Europa.

Para entendernos, todos los inmigrantes clandestinos de religión musulmana (el 95% de los que arriban a las fronteras europeas -exceptuando los iberoamericanos) que nos muestran capciosamente los Media para hacernos temblar de miedo -una estrategia perfectamente calculada basada en el Plan Kalergi de substitución demográfica en Europa- no han de venir, quedarse, ni Inmigrantes_EDICRT20140217_0004_3ser bien recibidos en nuestro territorio, cómo ahora predica una enloquecida Ángela Merkel que abre los brazos a todo quisque [estigma-síndrome IIGM]; o como se desprende de la nueva brutal agresión a nuestra ciudadanía fruto de lo que acaban de declarar las huestes comunistas y podemitas de la iluminada Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, junto con el podrido partido ¡Convergéncia Democrática de Catalunya! -el del insurrecto Artur Mas-, respecto a que la ciudad de Barcelona sea la principal sede oficial receptora de inmigrantes extracomunitarios en España.

Léase dos veces lo que hemos escrito: “…que la ciudad de Barcelona sea la principal sede receptora de inmigrantes extracomunitarios en España”.

Pues no. La masa incontrolable de inmigrantes afroasiáticos que aún llegan, y en qué cantidad, a nuestras fronteras, más las que ya residen de forma ilegal en España han de ser expulsadas de inmediato mediante una planificación militarizada y contundente, a la vez que no se deja que se acerque un solo barco que salga de las aguas jurisdiccionales de aquellos países; ya que estamos en una guerra no declarada.

boeing-747-400-principe-2-e1365953699901

Avión privado de un príncipe saudí. El trono es de oro

Y si alguien se queja, recordémosle que en Arabia Saudí y en muchos países que patrocinan equipos de fútbol de primera división -que todos conocemos- hay mucho terreno libre, muchos recursos económicos y buenas oportunidades de progresar para esos colectivos de desheredados, si les dejan los señores feudales y sátrapas despiadados que gobiernan aquella región.

Aquí, de oportunidades no las hay, mientras que esa gente asusta, nos agrede, nos amarga y nos arruina la vida.

Así que: ¡fuera!… y basta de chantajes y de racismo antieuropeo.