El 20 de mayo será el día del apagón musical en España. Ayude a que se visualice esta cita, difundiéndola

Siempre es reconfortante que las personas que reivindican algo o que luchan por un ideal justo y libre se estrujen las meninges para que lo que se les ocurre llevar a cabo para dar a conocer su posición no repercuta negativamente contra los ciudadanos o propiedades privadas o públicas.

Cortar una carretera o las calles, bloquear accesos, realizar escraches coactivos, hacer huelgas salvajes de transportes, servicios públicos o asimilados, como los de los controladores aéreos, es un inmenso abuso de poder que debe ser debidamente neutralizado por las autoridades y despreciado por la ciudadanía.

Wert-Montoro

En cambio, y aunque haya un trasfondo corporativo de defensa de intereses de la profesión artística que desea que su trabajo y sus ingresos no mermen debido a la carga impositiva que implantó el gobierno del Partido Popular [que no el ‘pimpampumWert o el recaudador del reino, Montoro, ya que no deciden en solitario], el hecho de que dicho colectivo proponga que elpróximo veinte de mayo, durante 24 horas, se lleve a cabo ‘Un día sin música’ para que se tome consciencia del abuso fiscal tan desmesurado e injustificado que supone un extremado IVA para los productos musicales, ha provocado que el sector, a través de hasta doce asociaciones profesionales, se haya rebotado y haya convocado esta respetable, por pacífica, y emblemática jornada reivindicativa.

Sergio-Dalma-50-310x310

Sucede que es verdad que un 21% de IVA (el triple del promedio europeo –ver tabla-) sobre un disco o una actuación en directo de un cantante, una orquesta o un grupo de rock es un acto muy hostil contra la población, ya que de una u otra forma, se la priva ostensiblemente del acceso a una de las actividades creativas y culturales más enriquecedoras de la Humanidad, la de la Música y la de las artes escénicas y sus enlaces con la Literatura, la poesía, el dominio de la voz y los instrumentos, y cualquier otro aspecto emocional y sensible de la relación entre seres humanos, que es lo que la música y el teatro aportan a la convivencia y a la felicidad. O ¿es que alguien ha vivido una experiencia colectiva más gratificante que la de ver o formar parte de un grupo de personas durante un concierto, una actuación o una obra teatral, sean los Rolling Stones en el Bernabeu o Pablo Alborán en un espacio pequeño? ¿Alguien se atrevería a comparar este clima de armonía y de buenas vibraciones con el que se respira en un partido de fútbol, hockey sobre hielo, o algunos deportes más como el ‘noble arte’ del boxeo, a los que asisten adversarios descerebrados y fanatizados dispuestos a insultar, vejar y partir el cráneo a la afición contraria, como el último episodio en Roma con el vandalismo salvaje de las hordas de los Países Bajos atacando a las italianas? ¿Se parecen en algo?

Así que bienvenida sea esta iniciativa que intenta pacíficamente mostrar a los administradores gobernantes de España, ahora el PP, que no pueden ir contra todo lo que se mueve, sobre todo si no quieren ser sospechosos de estar atacando a algún colectivo rebelde contra las trazas y los mimbres conservadores, como lo es el de los compositores, autores, traductores-adaptadores de obras, bailarines, coristas, gestores de salas musicales y de conciertos… y toda la industria pacífica y amable que hay detrás de todo ello, más bien tirando a rojilla.

Si según informa elperiodico.com, es el bendito y propio Joan Manuel Serrat el que ha roto el fuego y ha anunciado que el concierto que tenía previsto ofrecer en Madrid justo en esa fecha lo trasladará al día 21. Y que ese mismo día 20 el Taller de Músics iba a inaugurar su festivalCiutat Flamenco, y anuncia que aplazará el estreno de Bodas de sangre (30 músicos bajo la batuta del gran Enric Palomar) dos días después; todo indica que la iniciativa va por el buen camino.

Porque, se ha de tener en cuenta que desde que se aplicó este espectacular incremento del IVA, las cifras de espectadores a conciertos se han reducido. Desde 2008, la bajada ha sido del 30%. Además, la medida ha resultado ineficaz. En los primeros 12 meses que se aplicó (a partir del 2012) la recaudación del IVA aumentó en 13,3 millones de euros pero los ingresos generados por el IRPF, impuestos de sociedades y seguridad social cayeron en 42,3 millones de euros.

Un día sin música se gestó en la Un día sin música antes de Navidad, y se espera que hasta el 20 de mayo se sumen a la jornada incluso los equipamientos que dependen de las administraciones públicas, mientras las emisoras de radio musicales enmudecen explícita y coordinadamente por unos minutos. El objetivo es implicar a la ciudadanía y a los líderes de opinión de diversos sectores para convertirlo en un fenómeno viral, ya que ‘la industria de la música en directo va completamente a la deriva’, como  lamentó el presidente de la APM, Pascual Egea.

31_luz_casal_manos

Pablo Alborán

Finalmente, aunque se pueda acaptar vagamente el afán y la necesidad recaudatoria del Gobierno español, y aún concediéndole el beneficio de la duda sobre sus intenciones habida cuenta de cómo encontró el país después de la etapa deZapatero, y entendiendo el desgaste del gabinete por los efectos generales de la crisis; a pesar de que se le deba reconocer al equipo de Mariano Rajoy un razonable mérito por no haber tenido que ser rescatados, frenar el desempleo y perseguir con más intensidad y eficacia el fraude fiscal (contando con que sorprendentemente los que están en la cárcel son de los suyos; puesto que los ‘pujoles’, ‘eresandaluces’ y demás que forman parte de entramados corruptos de gobiernos nacionalistas o socialistas-comunistas, campan por sus anchas y no han visto la prisión ni en broma); no es óbice para que se sea consciente de la sobrepresión contributiva ‘contra’ los artistas, la gran mayoría de ellos en crónica precariedad laboral y con altibajos brutales de contratación, factor que les da legítimo derecho a reclamar que el resto de la ciudadanía, que disfrutamos con su música, demos apoyo a la cita del 20 de mayo. Es más, los españoles comprometidos con la Cultura y el espectáculo digno, tenemos la obligación de ‘viralizar’ este asunto y llegado el momento actuar en consecuencia.

Así que, ya saben, que rule este artículo y que en sus círculos de conexiones familiares, sociales o profesionales se sepa que Vd., querido lector o querida lectora, desea que elGobierno deje de machacar.  O al menos, no ¡a la música, por favor!

 

@pereserratbcn

 

IVA