¿Por qué hemos de admitir a delincuentes extranjeros con genes violentos natos estrangulándonos y robándonos continuamente?

1369249663593

Otra escoria, esta vez en el Reino Unido. Degolló a un soldado desarmado

 

Aviso: es imprescindible ver el vídeo que se adjunta para que quede claro de qué se habla aquí.

Los movimientos y demás instrumentos de la ultraizquierda y de diversas formas de socialismo, como bien mostró el ‘gran lelo’ con su alianza de civilizaciones y los ‘papeles para todos’, obra que quieren continuar los neocomunistas recién llegados, están al quite para tildar de xenófobo, racista… o directamente fascista o nazi -en un maniqueo ejercicio del manual de ‘reductio ad Hitlerum’ o ‘argumentum ad nazium’- a todo aquel que osa pregonar defenderse de la invasión migratoria extracomunitaria tercermundista, que se ha apoderado del 20% de España (ya que vive aquí un 20% de población que no es autóctona ni europea), de sus recursos y del espacio vital de libertad y seguridad que teníamos hasta mediados los años 90 en que las imbecilidades del ‘hombremássimpaticodelplaneta’ y la mala fe y el sectarismo de su sucesor, sí, dicho ‘gran lelo’, conllevaron que en menos de una década España se desmoronara en varios frentes, uno de ellos de vital importancia y por el que la gente responde con mucha contundencia en todos los lugares civilizados en los que un ataque sistemático a las persona se repite, crece y acaba sometiendo estructuralmente a la sociedad vía odio y violencia forastera contra la población local. Antes se le llamaba guerra, resistencia o autodefensa.

asalto-robo-Barcelona-Mossos_d_-Esquadra-violencia-banda_MDSVID20150729_0182_9

Así han asfixiado a la víctima

Ha causado, de nuevo, gran alarma y un desasosiego ciudadano límite observar cómo dos heces marroquíes entraban en un portal de Barcelona y asaltaban a una señora, a traición y por detrás, asfixiándola con los brazos (un ahorcamiento, en el fondo) hasta dejarla sin sentido y, vejándola, echándola al suelo para robarle la cadena del cuello, el reloj y alguna joya más que llevaba en la mano, y que esas ratas exterminables ya habían detectado en su depredación diaria por las calles de la gran ciudad para ejercer su hostil y malvado oficio de ‘cadeneros’ [que así se les llama en el argot] contra gente inocente e indefensa.

munir

La Policía Nacional atrapando a un delincuente marroquí muy peligroso

Visualizar cómo actúan esas alimañas nos debería hacer reflexionar respecto a que nadie con un mínimo de dignidad, sentido del honor y del deber, solidaridad con los suyos y nobleza puede simpatizar con el fenómeno inmigratorio de ese tipo de gente magrebí o de la que configura el lumpen latinoamericano, africano, asiático o de la Europa del Este ex soviética [sí, el de las bandas urbanas y demás delincuentes especializados en desvalijar viviendas, atracar y alunizar, asaltar conductores por las autopistas o dedicarse al tráfico de seres humanos, drogas, y falsificaciones; a la vez que evaden el dinero obtenido a sus países de origen; criminalidad que no conocíamos hace dos décadas].

1299631815_740215_0000000000_noticia_normalPero lo que más indigna e invita a rebelarse es que los delincuentes siempre sean de los mismos lugares y pertenezcan[**] a las mismas etnias o sociedades culturales y religiosas. ¿Qué ADN o células tiene semejante detritus humano para actuar así contra sus semejantes? ¿Qué odio está instalado en sus mentes para residir en un país que les acoge -legal o ilegalmente- y a la vez herir o matar a sus habitantes? ¿Con qué genes fueron paridos y qué genes transmitirán a sus sucesores? ¿No será racismo u hostilidad religiosa?

2012040247mossos_int1

Mossos d’Esquadra, de uniforme, de cachondeo. ¡Caso único en el mundo!

Y la pregunta del millón de dólares: Si las fuerzas policiales son capaces de parar aleatoriamente a los conductores -tienen prohibido hacerlo solo a los que tengan unos rasgos concretos o muestren signos tribales o de marginación social- para atormentarlos con controles de todo tipo; la Hacienda pública te puede machacar si dejas de cumplir un solo requisito administrativo o legal; y todo son normas, reglamentos, prohibiciones y demás intimidaciones al ciudadano honrado, ¿por qué no se persigue sin cesar a esa basura y se la expulsa del país? ¿Por qué se deja con el culo al aire a la Policía y los jueces minimizan esos delitos? ¿Quién decide esta política de confusión y de injusticia?

Acaso, ¿les gustaría a los tibios y alienados multiculturalistas que este asalto que se puede ver en este enlace que AQUÍ ESTÁ les sucediera a ellos… o, peor aún, a sus madres, esposas, hermanas o hijas?

3 (800x533)

Los mismos mitos; las mismas referencias

Si es que no, ¿entonces porqué miran hacia otro lado, prevarican o votan a partidos que han abierto la puerta de par en par a la gran invasión y en ella a esa gentuza? ¿Por qué empatizan con, y quizás votan a, Podemos y sus marcas blancas o a partidos de la cuerda ‘proletarios del mundo uníos’ o separatistas (ERC, CUP, CDC), que practican o llevan en su programa electoral que España acepte a ¡todos! los emigrantes que deseen venir y que, una vez aquí, dispongan de todas las ventajas sociales e infraestructuras y servicios que hemos financiado los naturales del país durante generaciones? ¿Para qué se ha de ser tolerante con quiénes quieren clausurar los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y soltar a todos sus retenidos por haber entrado y residir ilegalmente en España [se llama violar fronteras y transgredir la Ley]?

Solo hace falta escribir en Google, o mejor en YouTube, ‘marroquís’ [o rumanos] ‘atraco’ ‘asalto’ ‘delincuencia’ u otras palabras clave más para contemplar horrorizados miles de vídeos de este problema crónico que se basa en mala sangre y en una reincidencia continua con un idéntico modus operandi, como también lo es el de los gitanos del Este u otros individuos provenientes países muy concretos.

A quién corresponda: Recuerde a su madre, hermana, hija o esposa en esta situación antes de tildar este texto de alarmista o de malintencionado, ya que el malintencionado y cobarde es el que acepta esta situación y transige en nombre de una falaz y suicida traición a los intereses generales de los compatriotas y sus valores.

.:.

 

Véanse otros precedentes de un indecente ‘más de lo mismo’: PINCHE AQUÍ

 

[*] NOTA: Este vídeo de asalto de Barcelona está censurado y no se localiza en Internet, excepto en este artículo de El Mundo, que lo incluye. Todo indica que es tan humillante lo que sucede que los gobernantes han dado órdenes para que no se difunda, ya que en este periodo preelectoral podrían suceder cosas que nadie desea.

 

[**] Ejercicio adicional de reflexión, para esclarecer de qué va este asunto sin dejarse atemorizar o intimidar.

Cometer una infracción penal, un delito, es una conducta que necesariamente merece un reproche normativo y social, pero cuando dentro de dicho comportamiento subyace el sentimiento del odio y el fin en sí mismo, la respuesta de un Código Penal debe ser más contundente y disuasoria.

Antes de leer lo que sigue, sitúese el Lector en el sitio en el que se crea que está más próximo a su dignidad como ser humano, y entonces autoproclámese de los ‘malos’ o de los ‘buenos’.

Según el Código Penal, inducido por extraños poderes fácticos que cuelan lo que les interesa, para que sea aprobado ‘discretamente’ en periodos de baja intensidad parlamentaria, lo que sigue es la esencia de su intenacionalidad. Únicamente, procede situar a los destinatarios del odio a los pobres delincuentes o a sus víctimas; según se quiera orientar la represión hacia uno u otro lado.

¡Situémonos!

¿En qué consiste el delito de incitación al odio?

Se trata de delitos que atentan contra la dignidad de las personas por el mero hecho de padecer éstas una enfermedad (o una discapacidad) o de pertenecer a un grupo o a una identidad religiosa, sexual o étnica.

¿Qué conductas se incluyen en el nuevo tipo penal español?

El Código Penal que entró en vigor el día 1 de julio de 2015 [¡se enteró alguien!], da una nueva definición al delito de incitación al odio y a la violencia, estableciendo penas de hasta 4 años de prisión para quienes fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad”.

También se establece la misma pena para aquellos que distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos para fomentar, promover, o incitar directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia”.

20130512ziani

Expulsado de España. Era el líder catalano marroquí

Del mismo modo, se castigará a quienes públicamente nieguen, trivialicen gravemente o enaltezcan los delitos de genocidio, de lesa humanidad o contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, o enaltezcan a sus autores, cuando se hubieran cometido contra un grupo o una parte del mismo, o contra una persona determinada por razón de su pertenencia al mismo, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, la situación familiar o la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad, cuando de este modo se promueva o favorezca un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra los mismos”.

Es decir, nos encontramos con tres supuestos de hecho:

  • El fomento o la incitación al odio y a la hostilidad contra grupos o personas por su pertenencia a una determinada religión, etnia, origen, sexo, enfermedad u orientación sexual.

  • La difusión de material que fomente o promueva dicho odio o violencia.

  • La negación pública o el enaltecimiento de los delitos cometidos contra grupos o personas, por razón de su pertenecencia a una determinada religión, etnia, origen, sexo, enfermedad u orientación sexual.

Así mismo, serán castigadas con penas de prisión de hasta 2 años, las conductas atentatorias contra la dignidad consistentes en una “humillación, menosprecio o descrédito” de dichas personas o grupos de personas.

¿Y si este tipo de delitos se cometen a través de Internet?

Si este tipo de delitos se cometen a través de Internet o de las Redes Sociales, las penas podrán ser impuestas en su mitad superior y se podrá acordar, tanto la retirada de dichos contenidos, como el bloqueo del acceso a una página web.

En el caso de delitos cometidos a través de las Redes Sociales, se requerirá la colaboración de sus administradores, en orden a bloquear cuentas y perfiles, y a documentar lo sucedido.

.:.

¡Perfecto! Los delitos que cometen las alimañas a los que nos referimos atentan contra la dignidad de las personas, a su pertenecencia a una determinada religión (cristiana o judía), etnia (europea -caucásica-), origen (catalán, español, europeo), sexo (mujer o anciano), enfermedad (fatla de movilidad) u orientación sexual (todos sabemos cómo ahorcan a los homosexuales en muchos países musulmanes); además de que los crímenes de semejante basura enaltecen un clima de violencia, hostilidad, odio o discriminación contra la ciudadanía que los acoge.

Así: ¿a quién se ha de aplicar el Código Penal? ¿Al buen ciudadano pacífico o a los que lo quieren eliminar ahogándolo, apuñalándolo o a tiros?

crupier--647x320