El Partido Popular de Cataluña mueve la ficha García-Albiol para las elecciones autonómicas del 27 de septiembre

 

En SELECTO*DIGITAL no ‘damos noticias’, opinamos o comentamos desde la observación o la pasión por la Libertad y el máximo de aproximación a la Justicia [sí, en mayúsculas] y a la realidad no encorsetada por lo políticamente correcto. Si además nos enciende ver la apertura de un telediario de la televisión pública catalana, TV3, refiriéndose al nuevo candidato del Partido Popular a la presidencia de la Generalidad de Cataluña como de ‘golpe de efecto del PP’, nos vemos con músculo para entrar al trapo ante el totalitarismo excluyente y antiespañol, dado que esto es un asunto de interés general que acaba de suceder y requiere que le prestamos atención mediante un análisis crítico y reflexivo; cómo lo fue la recomendación que hicimos explícitamente el pasado día 21, que afortunadamente ha sido atendida por el Partido Popular, sobre el candidato ideal a las elecciones autonómicas del 27-S. Ver texto: PINCHE AQUÍ

Sucede que… Xavier García-Albiol, ex alcalde (2011-2015) de la ciudad de Badalona (217.000 habitantes censados; 250.000 reales), ganó holgadamente las últimas elecciones de 2015 para repetir mandato, pero toda la oposición en manada, formada por socialistas (sí), comunistas e independentistas de derechas o izquierdas (PSC, ERC y ICV-EUiA y CDC), se unió en un potaje incomestible para desalojarlo por las bravas del cargo; y así fue: Un ente abstracto similar al que se activó en otras zonas de España (Barcelona, Madrid o Valencia, como ejemplos más conocidos) llamado Guanyem Badalona en Comú, material 100% podemita mezclado con descartes de mil procedencias, situó a una alcaldesa, Dolors Sabater -ver pequeña reseña abajo-, en el sillón de la alcaldía, una mujer proveniente de Ómnium ‘Òdium’ Cultural, profesora y, como no podía ser menos, ‘activista social’, que es el marchamo que acredita que cualquiera que ha pegado cuatro berridos o ha organizado pollos por las calles ya sirve para gobernar una ciudad.

Con estos mimbres, García-Albiol fue atacado -más bien machacado- por tres motivos durante la campaña electoral pasada: 1) los partidos ‘chuli-democráticos’ le recordaron que dio soporte a una campaña en la que se aludía a que una parte de la inmigración -payos y gitanos, o demás gente del Este europeo o extracomunitarios africanos o asiáticos; en menor medida latinoamericanos- causaban un terrible e inaceptable dolor y desasosiego a la población autóctona a la que alteraban su estado de bienestar y seguridad mediante una excesiva proporción de delitos contra las personas y contra la propiedad; 2) le sacaron a relucir que el eslogan que aparecía en los carteles aludiera a 554f86f23906e‘limpiando Badalona’, un mensaje con un verbo polisémico, ya que podía significar que simplemente limpiaba la ciudad, como así ocurrió durante su mandato, en el que aplicando las ordenanzas municipales y multando a infractores consiguió que una villa sucia y abandonada empezara a lucir y a ser habitable, liberándola de elementos extraños(*) o impiendo el uso abusivo de la vía pública como espacio de masivos rezos mahometanos; 3) que era el candidato del PP, y contra el PP en Cataluña hay bula y se le ha de tender todo tipo de trampas, cordones sanitarios y lo que sea necesario para que no respire y no toque Poder… ya que lo de Badalona (y Castelldefels, en dónde han defenestrado al alcalde de la misma manera) no ‘puede volver a ocurrir’. ¡Que el PP gobierne la ciudad!; ¡hasta aquí podríamos llegar!

Levy, Sánchez-Camacho y el presidenciable

Pero García Albiol ha sido nombrado por el PPC el candidato a la presidencia de la Generalidad de Cataluña, del 27-S, lo que indica que, al fin, en el Partido Popular, en la calle Génova o en La Moncloa, quizás en la Fundación Faes, se han dado cuenta de que dejando caer todos los bastiones hasta ahora dominados por su partido han entrado en juego substitutivo fuerzas frentepopulistas, revanchistas y peligrosamente totalitarias y, en cuanto se extiendan más, serán de facto protogolpistas de guante rojo, puesto que ahora ya no hace falta disparar un tiro para armar una revolución; es cuestión de agitprop mediática y de una presencia continuada en las redes sociales -con mucho troll infiltrado dispuesto a tuitear lo que sea.

Por dicho motivo, por el de que parece que el PP ya ha caído del guindo y deja de babear complejos, cómo que de porquería todos sus opositores también están hasta las orejas, excepto Ciudadanos que no ha tenido tiempo (Podemos apunta maneras -Monedero, Errejón, Sánchez, etc.,-), todo señala que Rajoy y su gobierno van invertir en que García-Albiol sorprenda y capte a un electorado harto de las borracheras secesionistas y de la marea bolchevique que se ha instalado en la región. Y lo conseguirán, una vez amortizado el ‘tema xenófobo’ y la retahila ‘gurtel-bérceniana’, que ya huele y que no da para más, mientras Jordi Pujol y su familia están en libertad y lo están los ladrones de subvenciones y EREs de Andalucía.

ramadán badalona

Ramadán en un parque de Badalona

Así que al candidato pepero le toca afinar muy bien los instrumentos y rodearse de gladiadores de elevado nivel de fidelidad y personalidad para no alejarse de su posicionamiento respecto a la inmigración ilegal o a la que siendo legal no cumple las normas y se salta los estándares de convivencia social; de la misma forma que ha de emplear toda la artillería y otras armas de propaganda para desenmascarar de una vez al microcosmos pujoliano y a sus sucesores y adláteres cómplices del desastre, si dejar títere con cabeza.

Xavier García-Albiol no tiene nada que perder ni que ocultar, y hay un 70% de población (electoralmente debe ser más del 50%) que quiere un cambio de rumbo de 180º, pero sin el concurso de nada que huela a hoz y martillo.

Así que aletargados en su atmósfera de incongruencias, esperarán uno o dos turnos los socialistas -que dan soporte a Podemos a la mínima-, a la vez que es deseable que Ciudadanos no se aleje del ‘centro equidistante’ en el que dicen estar instalados, para llegado el caso pactar con el Partido Popular, con quién coinciden en muchos paradigmas, como demuestran las sinergias en las actuaciones conjuntas y en la presencia en eventos en los que el denominador común es el constitucionalismo, en realidad, un civilizado y noble patriotismo español perfectamente compatible con el amor a Cataluña; ¡o viceversa! -Léase dos veces este viceversa y aprehéndase su intencionalidad-.

Por esto, es imprescindible que el mamotreto infumable que ha creado Mas para seguir huyendo hacia adelante y camuflarse mejor junto al pollo pera trepa Romeva sea desmantelado… derrotado en la urnas y reducido a algo residual y autodisolvente a corto plazo. Y por esto es vital que al igual que no les duelen prendas a los neofrentepopulistas unirse para descabalgar a sus adversarios ‘enemigos’, el Partido Popular junto con Ciudadanos (y sin hacer ascos a Unió Democrática de Catalunya y a partidos más identitarios que, que se sepa, no han cometido crimen alguno) se visualicen ante el electorado como destinatarios dignos del voto útil o el voto de calidad que expulse al pujolmasismo y pare los pies a los que si pudieran usarían la guillotina contra el contrincante, mientras se entretienen ‘rebanar el cuello’ simbólico al rey emérito Juan Carlos I, en una vergonzosa maniobra de humillación institucional en pleno Ayuntamiento de Barcelona, rodeados de ediles que mean por las calles o llevan tatuada la palabra ‘odio’ en los nudillos de las manos.

Ésta es la causa por la que, excepto los fanáticos de la cuerda de extrema izquierda y estómagos agradecidos del sectarismo independentisma antiespañol, los catalanes han de reordenar sus neuronas para aceptar el nuevo statu quo que (les) obliga a dar respuestas diferentes y atrevidas, sin pasar por la abstención. O eso o nos arrojaremos al modelo griego que con el agravante del factor secesionista insurrecto no se podrá resistir y nos destruirá como pueblo.

rajoy-y-rivera--644x362

La opción estatal

Osen a cambiar de chip y voten al Partido Popular, Ciudadanos o Unió Democrática (como extremo más catalanista); olvídense de los majaderos e integristas; y si tienen la necesidad biológica de votar izquierdas socorran al PSC/PSOE en su etapa actual de tonto de la clase; pues son los menos malos y los que tienen dos dedos mínimos de frente, a pesar de la era ZP.

Ose, osen, osemos.

 

* ‘Elementos extraños’ son aquellos individuos que entrarían en la casa de usted, Lector o Lectora, sin ser invitados, y por lo tanto lo son los que entran clandestinamente y residen ilegalmente en otro país que no es el suyo, aprovechándose de las ventajas sociales que no merecen porque no han pagado por ello, y que quitan a los que sí han cotizado y pagan sus impuestos. ‘Elementos extraños’ son aquellos individuos que una vez instalados o en situación nómada delinquen por sistema, dado que su escala de valores y la procedencia no les impide traficar con seres humanos, con heroína, cocaína, hachís, pastillas, comerciar con género falsificado o robado, robar, asaltar, atracar, allanar moradas, alunizar… o perpetrar atentados terroristas, hechos inadmisibles que la población de acogida no puede ni debe aceptar. ¡’Elementos extraños’! son los que dicen escapar de guerras y son los que los causantes de ellas, como muchos subsaharianos que han sido ‘niños soldado’ o los refugiados de los conflictos de los Balcanes o del territorio anterior detrás del Telón de Acero; o ahora de Siria que tienen las manos manchadas de sangre, de ahí que no les duelan prendas en asaltar violentamente las fronteras de Ceuta o Melilla, llenar barcazas colando en ellas a mujeres y bebés para dar pena, o invadir territorio extranjero por la fuerza (Lampedusa, Malta, Sur de España).

 

.:.

Lo que escribió hace un mes Xavier Rius en El Periódico:

Dolors Sabater, con las flores, entre amigos

Conocí a Dolors Sabater a finales de los años setenta en el Casal de la Pau de Barcelona y el Movimient d’Objetors de Conciència donde ambos militábamos. Ella era de las pocas chicas que había, dado que la mili, como el coñac Soberano, era cosas de hombres. Y ella no estaba allí por ser la pareja de algún objetor. Militaba en le mismo porque creía en la lucha pacifista y antimilitarista, y la conocíamos todos como “la chica del camión de Badalona”. Y es que esa chica de diecinueve años llevaba el camión de la empresa de su padre y, conducido por ella, lo utilizábamos siempre que nos hacía falta. Para las primeras ruas de carnaval que se hicieron en Barcelona los años ochenta, años que en Europa se extendía la lucha contra la instalación de misiles estadounidenses, disfrazábamos su camión de blindado lanza misiles y carroza pacifista. Un año, creo que fue en 1983, ganamos uno de los premios de mejor carroza, que nos lo entregó la entonces concejala de Cultura, Maria Aurèlia Capmany. Dos años antes, ese mismo camión lo usamos, no para disfrazarlo de vehículo militar, sino para huir. El 23 de febrero de 1981, el día del golpe de estado, ella vino de Badalona con el camión en el que cargamos y ocultamos todos los archivos del Casal de la Pau. Si el golpe militar triunfaba los que decíamos ‘no a la mili’ teníamos mucho que perder.