¿De dónde sacan en Cataluña a individuos tan mediocres para gestionar asuntos tan delicados como Gobernación (Interior) o una candidatura a la Generalidad?

 

images (5)

Con el cisma entre Convergència i Unió y la salida de varios miembros de Unió Democràtica de Catalunya del Gobierno de la Generalidad, se aceleró la búsqueda y nombramiento urgente de substitutos de consellers que pueden considerarse de transición hasta las elecciones autonómicas de septiembre.

20tf8dt

¿la Forcadell, en pleno desahogo?

Es razonable pensar que, además de no disponer de gente con una categoría suficiente, de lo que se ha echado mano es de las sobras del refrito del potaje de la casquería en que se ha convertido la tribu nacionalista independentista que aún pulula en el microcosmos postpujoliano pastoreado por Artur Mas, que cómo se sabe, en las citadas inminentes elecciones del 27-S va a ir camuflado en quinto lugar en una lista que lidera un comunista, dos remedos de monjas soldado mezcladas con átomos de Frau Blucher (la ama de llaves de El Jovencito Frankenstein: PINCHE AQUÍ PARA VERLA EN ACCIÓN) y una rémora de secundones ‘la voz de su amo’ mezclados con artistas que ya nadie contrata… y Pep Guardiola cómo último cartucho-guinda del cargador (en su proyecto de presidir el Barça más adelante y quizás, lo que quede de, la Generalidad).

Por este motivo no ha extrañado pero alarma saber que la Consellería de Governació (la cosa homóloga del Ministerio del Interior español), que tiene la seguridad de la ciudadanía y del territorio como responsable única de muchas áreas transferidas desde el Estado, la ocupe un mediocre culiparlante que no sabe ni expresarse en español ni en catalán con un mínimo de soltura, y que atropelladamente ha aparecido en la televisión para dar novedades sobre el gran incendio de Ódena que ha quemado 1.235 hectáreas de bosques; generando el hazmereir de un público alucinado y atemorizado al comprobar quién manda a los que han de perseguir a los malos; y ¿de dónde lo han sacado?.

Jordi Jané

Jordi Jané en apuros

Jordi Jané, que así se llama el prenda, es ex parlamentario (y vicepresidente 4º -por cuota-) en el Congreso, en Madrid, aunque se supone fue un profesor de la UPF -de trabajar en la empresa privada, como es habitual, nada de nada-, no sabe ni expresarse, no comunica, repite latiguillos, usa tópicos y da la sensación de estar más perdido que un pulpo en un garaje… además de que machaca las dos lenguas oficiales del Estado que le corresponde dominar a la perfección, como se ha comprobado al verlo dudar y dudar ante el objetivo para no encontrar entre sus neuronas la palabra ‘paja’ que correspondía mentar en un comentario que estaba haciendo en castellano y, va el tío y, suelta ‘palla’, quedándose tan ancho. Obviamente, la visualización de semejante desastre se ha emitido por canales estatales; mientras que TV3 (la pública catalana) lo sacaba en otro momento cómodo en el que solamente proporcionaba datos. ¡Y ese fenómeno es el que ha de dirigir los Mossos d’Esquadra – Policia de Catalunya!

rabell-500

Josep Lluís Franco Rabell, con cara de pocos amigos

En otra longitud de onda, para afrontar las elecciones al Parlamento de Cataluña, la lista ‘Sí es pot’ (Sí se puede) en la que confluyen Iniciativa per Catalunya – Els Verds, Esquerra Unida i Alternativa, junto con Podem (Podemos, que es quién manda de verdad este cóctel comunista similar al que tomó por asalto el Ayuntamiento barcelonés hace pocos meses), también nos ha regalado una joya que dará que hablar. Un personaje que encabeza la lista, y que de entrada esconde que su apellido paterno es Franco (José Luis Franco Rabell), no ocurriese que molestara a la gente de su cuerda llamarse como el general homónimo; de ahí que aparezca como Lluís Rabell (en Cataluña no se suelen poner nombres compuestos a los niños varones).

Gritón, vehemente y falto de todo tipo de tacto y diplomacia, el tal Rabell se define en su paupérrima ficha curricular cómo activista (como la Colau), siendo su gran logro profesional haber llegado a presidir la politizada y escorada a la extrema izquierda federación de asociaciones de vecinos barcelonesa, haber hundido una empresa familiar dejando pufos a mansalva (Talleres Franco, S.A.; dedicados al corte y acabado de la piedra) y haber militado en el Partit Obrer Revolucionari (POR) que no hace falta que aclaremos de qué palo iba.

Ver su expresión corporal y facial, su falta de elocuencia y su tono explicando que ‘cree seriamente llegar a ser presidente de la Generalidad’ lo dice todo, da miedo y vaticina momentos críticos de tensión y alarma social: PINCHE AQUÍ PARA VERLO

¿Quién da más?